abc Radio


Reservas internacionales no se usarán para combatir la pobreza: Urzúa

Gabriela Jiménez | El Sol de México

Carlos Urzúa, futuro secretario de Hacienda y Crédito Público, rechazó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador vaya a utilizar las reservas internacionales para combatir la pobreza.

Calificó como “absurdo” la iniciativa que presentó el Partido del Trabajo el martes pasado en el Congreso de la Unión para modificar el artículo segundo de la Ley del Banco de México.

 

No, por supuesto que eso no. No, no, no, las reservas internacionales no se tocan eso es del Banco de México, es un absurdo

aclaró.

Ante las especulaciones sobre la posibilidad de que prospere la iniciativa del diputado petista, Benjamín Robles, debido a la mayoría legislativa de la coalición “Juntos Haremos Historia” en ambas cámaras del Congreso de la Unión, Urzúa Macías reiteró que el presidente electo respetará la autonomía del Banxico.

Las reservas internacionales sob utilizadas para coadyuvar a la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, mediante la compensación de los desequilibrios de los ingresos y los egresos del país.

En el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, las reservas internacionales alcanzaron la cifra más alta con más de 173 mil millones de dólares, pese a que el 26 de octubre reportaron una baja de 52 millones de dólares.

El equipo de transición pidió al Partido del Trabajo que frenerán la iniciativa legislativa, según comentó en entrevista a El Sol de México, Jonathan Heaht, propuesto como subgobernador del Banco de México por Andrés Manuel López Obrador.

No obstante, Benjamín Robles insistió en que las reservas internacionales podrían financiar la incersión productiva y combatir la pobreza en el país, que de acuerdo a cifras del Coneval alcanzó su máximo histórico durante el último sexenio con cerca de 54 millones de personas en situación de marginación social.

El exjefe de gobierno de la Ciudad de México aseguró en el arranque de la gora de agradecimiento que respetaría la autonomía del Banco de México, para que el instituto central asumiera la responsabilidad de futuras devaluaciones del peso.

Después de la Consulta Nacional del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el peso sufrió su segunda depreciación más alta después del 2016, tras la elección del presidente de Estados Unidos Donald Trump.