abc Radio


Siete automotrices resisten amenazas; seguirán: Economía

  • Sábado 7 de enero de 2017
  • en México

  • Son 2 de Ford en Chihuahua y Guanajuato
  • Nissan duda y anuncia que será “pragmática”

Por Oscar Reyes, El Sol de Irapuato,  Alejandro Durán y Agencias

IRAPUATO, Gto. (OEM-Informex). Cuando parecía que podría darse una fuga de inversiones en cascada tras la decisión de Ford de no instalarse en San Luis Potosí, la Secretaría de Economía (SE) federal confirmó que son al menos siete las empresas automotrices que mantendrán sus inversiones en el país; dos de estos proyectos de inversión son precisamente de la propia empresa Ford.

De acuedo con datos de la SE, son cinco mil 800 millones de dólares de inversión que siete empresas automotrices harán en México entre 2017 y 2019. De estas inversiones, dos mil 300 millones de dólares son de la empresa Ford.

Fue el 17 de abril de 2015 cuando en la Residencia Oficial de Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto, acompañado del gobernador Miguel Márquez Márquez, anunciaron la inversión de mil 200 millones de dólares para construir una nueva planta Ford Getrag en el Parque Industrial Castro del Río, en Irapuato; esta planta construirá transmisiones para todos los vehículos de esta empresa estadunidense.

En un recorrido hecho por El Sol de Irapuato pudo confirmarse que la planta Ford Getrag está prácticamente terminada, e incluso en el documento de obra está señalado que su construcción termina el 18 de enero de 2017. Al menos medio centenar de trabajadores que están encargados de la construcción de esta planta estaban regresando a sus labores alrededor de las 2 de la tarde de este viernes.

 

Reprueba SE cualquier amenaza de Trump respecto a automotrices


Frente a las presiones y amenazas que ha lanzado el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, a fabricantes de autos para cancelar inversiones en México y llevarlas a la Unión Americana, la SE reprobó cualquier intento de influir en las decisiones y proyectos de las empresas con base a miedo o amenazas.

“La Secretaría de Economía rechaza categóricamente cualquier intento de influir en las decisiones de inversión de las empresas con base en el miedo o la amenaza”, sostuvo un breve comunicado de la dependencia.

Y lo que sucede, es que durante la semana reciente, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, arreció sus amenazas en contra de empresas automotrices tanto de ese país como asiáticas para, al advertirles que les aplicará altos aranceles para poder vender al mercado estadunidense si es que deciden mantener operaciones en México.

Ante ello, la institución encabezada por Ildefonso Guajardo ratificó el compromiso del Gobierno mexicano con las empresas globales que invierten en el país, a fin de garantizar la certidumbre de dichos capitales, bajo la óptica, enfatizó, que dichos proyectos productivos, incluso, benefician a la región de América del Norte.

“Las inversiones que se hacen en México, Estados Unidos y Canadá benefician a los tres países, en virtud de la integración de nuestras cadenas productivas”, aseguró la SE.

Por lo anterior, la dependencia afirmó que México tiene el interés de fomentar la competitividad de América del Norte y hacer de ella el área geográfica más atractiva para la inversión y el desarrollo de procesos productivos.

“La complementariedad de los procesos productivos en las cadenas regionales de valor, no implica afectaciones en disminución de la producción o pérdida de empleos para ninguno de los países participantes”, dijo la institución.

Foto: AFP

Foto: AFP

Ford Chihuahua sigue en pie

El mismo 17 de abril de 2015, el presidente de Ford para las Américas, Joseph Hinrichs, anunció mil 100 millones de dólares de inversión para para construir una fábrica de motores en el complejo que tienen operando en Chihuahua, así como 200 millones de dólares más para ampliar la planta de producción de diésel que tienen en ese Estado del norte del país; se tiene confirmado que este mismo año empiece la producción de estos motores en la planta chihuahuense.

Mantiene Toyota sus dos inversiones en México

La empresa Toyota, que recibió la amenaza directa del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, para desistir de construir una nueva planta en México, tiene dos proyectos de inversión pendientes, que a decir de la Secretaría de Economía federal, éstos están también confirmados.

Se trata de una inversión de 150 millones de dólares para su planta ubicada en Baja California, con la cual pretenden ampliar su capacidad de producción de camionetas Tacoma y Tundra, para pasar de 100 mil a 160 mil unidades, en 2016, Toyota produjo 230 mil camionetas de estos tipos.

Pero no sólo eso: Toyota también mantendrá su inversión de mil 200 millones de dólares para construir su planta en Apaseo el Grande, donde serán fabricados vehículos Corolla; al año, en esta planta se pretenden fabricar 200 mil unidades de este tipo tanto para el mercado mexicano como para exportación.

Toyota tiene pensado producir a partir de este 2017 el modelo Corolla 2020, por lo que una posible partida de México se antojaba algo complicado y fue confirmado por la misma empresa que se mantendrá en Guanajuato.

Nissan y Daimler se quedan en Aguascalientes

Dos inversiones más que fueron confirmadas son las de Daimler y Nissan, la cuales construirán de forma conjunta invirtieron en una planta para ensambar sus modelos de lujo de cada una de estas empresas. Por ejemplo, en Aguascalientes Nissan producirá los vehículos Infiniti, mientras que Daimler producirá vehículos Mercedez Benz.

Foto: Especial

Foto: Especial

Ambas hicieron una inversión de mil millones de dólares y pretenden fabricar de forma conjunta 230 mil vehíuculos de lujo al año y para mayo o junio deberán empezar a fabricar los modelos piloto de estas unidades.

Tiene BMW en la mira a San Luis Potosí

No todo está perdido para San Luis Potosí: la armadora alemana, especialista en vehículos de lujo, fue la primera en anunciar que independientemente del triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, ellos mantendrían su inversión de mil millones de dólares que hicieron en San Luis Potosí, donde en junio de 2016 colocaron la primera piedra para la construcción de la misma.

En 2019, BMW comenzará a producir los Sedán serie 3 y tienen una meta inicial de producción de 150 mil unidades al año.

Japón defiende la creación de empleo de Toyota en EU tras el tuit de Trump

Por otra parte, información de la agencia Efe fechada en Tokio destaca que el Gobierno japonés mostró ayer su apoyo a Toyota Motor y la creación de empleo del fabricante en Estados Unidos (EU) después de que el presidente electo Donald Trump amenazara con imponerle aranceles aduaneros si sigue adelante con su nueva planta en México.

“Toyota ha estado intentando ser un buen ciudadano corporativo para Estados Unidos”, dijo el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kyodo.

El ministro japonés de Economía, Comercio e Industria, Hiroshige Seko, destacó, por su parte, el aporte laboral de las empresas niponas del sector automotor en la primera economía del mundo.

“Los fabricantes de vehículos japoneses están haciendo importantes contribuciones en términos de puestos de trabajo en Estados Unidos. Es importante que sus esfuerzos y resultados se reconozcan ampliamente”, recalcó Seko.

 

Foto: Twitter @RenaultMX

Foto: Twitter @RenaultMX

“Es una cuestión de una empresa privada, pero el Gobierno está dispuesto a apoyarla”, sentenció el titular de Economía.

Toyota empezó a construir el pasado noviembre una nueva planta en Guanajuato, México, donde debería producir a partir de 2019 hasta 200 mil unidades al año del modelo Corolla, el segundo de más ventas en EU en el segmento de berlinas compactas, y que actualmente se produce en plantas de Misisipi, EU, y Cambridge, Canadá.

“(…) ¡DE NINGUNA MANERA! Construya la planta en EU o pague un gran arancel aduanero”, reza el texto del entrante mandatario, difundido a través de su cuenta de la red social Twitter el jueves pasado.

Renault-Nissan: industria automotriz se adaptará a nuevas reglas de Trump

A su vez, en un despacho de la agencia AFP desde Las Vegas, el jefe de la alianza Renault-Nissan, Carlos Ghosn, declaró que los fabricantes de automóviles se adaptarán a las reglas del juego que imponga el nuevo Gobierno estadunidense de Donald Trump.

“Somos pragmáticos; nos adaptaremos a las nuevas reglas sin importar la situación, con la condición de que sean las mismas reglas para todos”, dijo Ghosn en una conferencia de prensa en el salón de la electrónica para consumo masivo (SEC).

“Todos los fabricantes de automóviles van a mirar muy atentamente a partir del 20 de enero cuál va a ser la nueva política, cuáles van a ser las reglas (…) en América del Norte, y nosotros las respetaremos”, indicó.

“Hasta ahora las reglas eran el TLCAN” (o NAFTA), el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, suscrito por Estados Unidos, México y Canadá y en vigor desde 1994, recordó.

Y agregó: “Ahora, si el TLCAN debe cambiar, nosotros evidentemente nos adaptaremos a las nuevas reglas”.

Este tratado permite a los fabricantes de autos, bajo ciertas condiciones y sin pago de aranceles aduaneros, exportar a EU vehículos producidos en México.

Trump había atacado varias veces a este tratado durante la campaña, prometiendo renegociarlo o simplemente denunciarlo. El martes amenazó a General Motors y el jueves a Toyota, con represalias aduaneras si fabrican en México autos destinados al mercado estadunidense.