abc Radio


Sitios turísticos de México, en riesgo: Al Gore

  • Domingo 25 de marzo de 2018
  • en México

El premio Nobel de la Paz 2007, Al Gore, no duda ni un instante en considerar que, como casi todos los países del planeta, México corre un gran riesgo con el cambio climático, con la particularidad de que aquí afectará la actividad turística.

“El aumento en los niveles del mar que muestran las proyecciones impactará severamente algunos de los destinos turísticos del país” y a esto se suma también la pérdida de biodiversidad, aseguró.

El también político, cineasta y activista ambiental explicóen entrevista con la OEM que, además, México también enfrentará “un gran impacto de la crisis climática –más de lo que suele reconocerse–, particularmente por las sequías y daños para la agricultura y la migración interna desde el campo a las ciudades”.

La acelerada pérdida de bosques, en conjunto con el fenómeno de la desertificación pondrán en mayor riesgo a la población más vulnerable. Aun cuando el gobierno ha anunciado planes para hacer frente a dicha pérdida “su implementación es un desafío en sí mismo” señaló Gore.

Fundador de la ONG Climate Reality Project, Gore destacó los grandes progresos hechos por México, sin embargo, también subrayó que el daño causado a nivel global en muchos casos es irreversible y por ello hay que hablar y trabajar en términos de la adaptación al cambio climático. Es ahí donde nuestro país tendrá uno de sus mayores retos.


ESCEPTICISMO ANTE ENERGÍA NUCLEAR

A pregunta expresa sobre su punto de vista sobre la energía nuclear como alternativa limpia, Al Gore manifestó tener sus dudas. “Solía ser un promotor muy entusiasta de la energía nuclear, pero con el paso de los años me he vuelto escéptico”.

La producción de electricidad a través del uso de energía nuclear ha enfrentado una gran oposición a nivel mundial, sin embargo, en opinión del exvicepresidente de EU su problema más significativo, además de la seguridad, es su alto costo, el cual la ha convertido en “el modo más caro de generar electricidad, lo cual la ha puesto fuera del mercado en la práctica”.

En el caso de otros problemas como los desechos nucleares y la seguridad es posible lidiar y encontrar soluciones viables. “Algunos países como Estados Unidos, Francia o Suecia han llegado a la misma conclusión de que el confinamiento a profundidad bajo tierra es la opción más viable en el largo plazo” sin embargo, esto tiene aristas políticas, especialmente en Estados Unidos.

Asimismo, Gore subrayó la gran vulnerabilidad a ataques terroristas y la proliferación como dos asuntos que convierten a la energía nuclear en una opción muy pobre al día de hoy “en los ocho años que trabajé en la Casa Blanca, cada desafío de proliferación de armas nucleares que enfrentamos estuvo conectada con un reactor nuclear” por lo que enfatizó “si decidimos como civilización global que giraremos a lo nuclear, tenemos que estar preparados para un mundo infinitamente más peligroso”.

“En el mercado de la energía, donde las renovables han ido aumentando su participación de mercado de manera constante, el atractivo de establecer una gran apuesta financiera” como la que significa la energía nuclear “no tiene sentido” señala el ex vicepresidente de Estados Unidos.

Aun así, Al Gore se muestra optimista sobre el futuro “ha habido un lento pero estable incremento en el número de personas que entienden y creen en la ciencia y la realidad de la crisis”, a pesar de los datos duros, de las impactantes imágenes sobre los efectos del cambio climático en México y el mundo, el Premio Nobel de la Paz se muestra optimista “la esperanza viene, juntos solucionaremos el cambio climático”.