abc Radio

Suspenden clases en Acajete, Puebla, tras agresión al Ejército

Mientras la Sedena informó que no hay heridos y admitió que los militares realizaron disparos al aire para disuadir a la población

Acajete, Puebla.- La Secretaría de Educación Pública (SEP) suspendió clases en las comunidades de San Antonio Tlacamilco y Apango, pertenecientes al municipio de Acajete, tras el enfrentamiento ocurrido la tarde de ayer entre el Ejército y presuntos huachicoleros que con palos y piedras agredieron a las fuerzas castrenses.

A través de un comunicado de prensa la dependencia señaló que las escuelas consideradas dentro de esta suspensión son: Secundaria Técnica 14. Juan Carlos Silvestre González, Instituto Rosaura Cano, Escuela Pitzincalli, Escuela Madame Curie, Escuela Gregorio U Reyes Ortega, Centro Educativo Nicolás Bravo y Telesecundaria Pablo Galeana, así no hay actividades en oficinas de la Supervisión de zona.

Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) descartó heridos a causa del enfrentamiento, aunque reconoció que los militares realizaron disparos al aire para disuadir a la población que los agredió tras el resguardo de una bodega con vehículos robados.

“Durante los hechos no se registraron personas lesionadas de ninguna de las partes, y el personal militar continúa en el lugar en espera de la autoridad ministerial para que realicen las diligencias de ley”, indica el comunicado de la Sedena.

El gobierno federal refirió que los pobladores iniciaron las agresiones con palos y piedras, incluso hubo detonaciones de arma de fuego, aunque no pudieron determinar su origen, lo que provocó la reacción de los militares adscritos de la 25 Zona Militar para dispersar a los agresores.

“Un grupo de aproximadamente 150 pobladores agredieron verbal y físicamente con palos y piedras a los militares, escuchándose detonaciones de armas de fuego, sin poder determinar su origen”, indicó.

En respuesta, agregó, “el comandante de las tropas invitó a los agresores para que desistieran de su actitud, manteniendo en todo momento el control de los elementos castrenses; sin embargo, y debido a que la turba continuaban con la actitud hostil, el personal militar efectuó disparos al aire como una medida disuasiva, para proteger la vida e integridad física del personal, logrando dispersar a los agresores”.

En un video difundido en diversas redes sociales se escucha a los pobladores insultar a los elementos del Ejército, los empujan, a la par de grabar con sus teléfonos celulares.