abc Radio


Brota la varicela entre migrantes de caravana migrante

 

Baja California.- La Jurisdicción de Servicios Sanitarios número 2 confirmó 14 casos de varicela entre integrantes de la caravana de migrantes asilados en Tijuana, uno de ellos aún con el virus de la enfermedad activo, lo cual se dijo podría ser contagioso para quienes han convivido con esa persona.

De acuerdo con Óscar Ginera Aparicio, director de la jurisdicción, que corresponde a Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito, en la unidad deportiva Benito Juárez se hizo la detección primaria de casos y 13 se encuentran en etapa de vigilancia, mientras uno se reporta como riesgo potencial de contagio para otras personas.

Afirmó que desde la detección primaria de los casos se trabajó en la atención y aislamiento de las familias para evitar mayores contagios, el más reciente detectado en la bodega habilitada como un segundo refugio temporal para las familias en contexto de migración, El Barretal, ubicada a media cuadra de la unidad Benito Juárez.

Entre las principales afecciones entre los migrantes se han detectado enfermedades respiratorias, propias de la temporada invernal, así como padecimientos gastrointestinales, infecciones en piel como dermatitis, casos de conjuntivitis, un caso de hepatitis ya contenido y poco más de 100 personas con pediculosis.

“Se han brindado 7 mil 768 consultas en global para los migrantes. La mayor proporción de ellas siempre han sido afecciones de la temporada, que son respiratorias, la mayoría no complicadas. Sí tuvimos algunas hospitalizaciones en segundo nivel, principalmente neumonías y bronconeumonías que se resolvieron mientras los pacientes estuvieron en el hospital, ninguna fue fallecimiento. Todas se detectaron, se refirieron a segundo nivel y se resolvieron”, afirmó

TRATO DIGNO A INFANTES

Actualmente en el albergue El Barretal hay alrededor de mil migrantes, de los cuales 120 son menores de edad. El número ha disminuido debido a que, en grupos, han decidido abandonar el sitio y buscar la forma de ingresar de forma ilegal a la Unión Americana.

A pesar de contar con un número menor, las estaciones móviles de salud se encuentran en el lugar para atender a las personas que requieran el servicio. “La atención ha sido primordial para familias de la caravana desde principios de noviembre”, afirma Irma Garrido, presidente de la asociación Reactiva Tijuana y una de las voluntarias en la coordinación del albergue El Barretal.

En el caso de los niños, “desde que llegan hay un área que está coordinando, incluso desde el Seguro Social. Llegan cuando se les avisa que llegó una familia nueva con niños, los médicos que están ahí del sector salud los visitan y hacen un chequeo general”.

El trato digno ha permitido mantener un control sobre la cantidad de menores y las condiciones de salud en las que se encontraban al momento de su arribo, comenta Garrido.