abc Radio


Carolina Herrera se despide como directora creativa de su misma firma

  • Jueves 15 de febrero de 2018
  • en Moda

Tras 37 años en el mundo de la moda y 72 desfiles, la venezolana Carolina Herrera se despidió como directora creativa de la firma que creó en 1981 pero no se retira del mundo de la moda, ya que seguirá siendo embajadora internacional de su marca.


Con 79 años, Herrera quiere dedicarle más tiempo a su amplia familia. De su primer matrimonio tiene dos hijas, Mercedes y Ana Luisa, y del segundo, con Reinaldo Herrera, otras dos, Carolina y Patricia. Y ya tiene 12 nietos y 6 bisnietos.

Pero su dedicación familiar no le impedirá seguir ocupándose de su casa de modas, donde ocupará un cargo creado a su medida, el de embajadora de la marca, desde el que podrá controlar la labor que realizará su sustituto, el estadounidense Wes Gordon.

Gordon, de 31 años, que presentó sus diseños en Nueva York entre 2010 y 2016 y que en el último año ha trabajado como consultor creativo para Carolina Herrera, es "el adecuado para este puesto", en palabras de la diseñadora.

"Estoy encantada con la evolución de la compañía en estos 37 años. Nuestro éxito ha sido tremendo y un verdadero sueño. Todavía hay muchas oportunidades y espero seguir representando a la casa y a nuestros proyectos en todo el mundo", aseguró Herrera en un comunicado.

En la colección que se presentó en la Semana de la Moda Nueva York destacaron los vestidos de corte fluido en fucsia, naranja y azul claro, con plisados que escondían colores; en tul y con volumen, o de estilo camisero y cintura marcada, así como los estampados con dibujos de tigres y leopardos en acabados metalizados.

No faltó su clásico binomio blanco y negro ni sus camisas blancas, que combinó con faldas de abertura lateral cubierta con transparencias para insinuar sin enseñar, y en el tramo final, con faldas largas en colores joya ajustadas por cinturones anchos.

Cuando la pasarela quedó vacía, los aplausos y el público en pie recibió a una
Carolina
Herrera
arropada por su equipo y por el diseñador Wes Gordon, que le entregó un ramo de rosas antes de recoger su testigo.