abc Radio


Cardenales vuelven a la carga contra “innovaciones” del Papa

  • Jueves 22 de junio de 2017
  • en Mundo

CIUDAD DEL VATICANO.- Los críticos del papa Francisco no se dan por vencidos. Convencidos de representar un número elevado de quienes no aceptan las “innovaciones” del actual jefe de la Iglesia católica, los cuatro cardenales que ya habían solicitado por escrito a Bergoglio que “aclarara” su posición, en particular acerca de los divorciados vueltos a casar y que por lo tanto no tendrían derecho a la comunión, ante la falta de respuesta piden ahora al Pontífice argentino, con una nueva carta, que los reciba.

La carta de “aclaraciones”, enviada a Francisco hace un año por los cardenales conservadores Walter Brandmueller (inglés), Carlo Caffarra (Italia), Joachim Meissner (Alemania) y Raymon Burke (estadounidense), se refería a algunas partes de su exhortación apostólica “Amoris Laetitia” en las que en práctica dejaba a cada obispo la decisión de conceder o no la comunión al divorciado que ha vuelto a contraer matrimonio (o convivencia).

Según las críticas, está “apertura” era “poco clara” y creaba “confusión” entre los fieles.

De frente al silencio total por parte de Bergoglio, los cardenales vuelven a la carga y según algunos “sitios” católicos, han decidido ahora publicar también su pedido de audiencia. Se trata de una carta respetuosa, pero firme en la sustancia, en la cual insisten en sus “dudas” y sus “perplejidades”. La misiva lleva la fecha del pasado 25 de abril. Sin embargo, una vez más, desde Santa Marta (la residencia de Francisco en el Vaticano), el silencio total ha sido hasta ahora la respuesta.

“En primer lugar –se lee en la última carta- deseamos renovar nuestra absoluta entrega y nuestro amor incondicionado a la Catedra de Pedro y hacia Vuestra augusta persona, en la cual reconocemos al Sucesor de Pedro y al Vicario de Jesús (…), nuestra iniciativa esta dictada solamente por la convicción de la grave responsabilidad proveniente del ‘don’ y del ‘deber’ cardenalicio: ser consejeros del sucesor de Pedro en su soberano ministerio.

“No habiendo recibido –se lee en esta carta- ninguna respuesta de Su Santidad, hemos llegado a la decisión de pedirle, respetuosa y humildemente, audiencia”.

En otras palabras, los cardenales no se rinden y no pierden la esperanza de ser recibidos por Francisco. Esperanza alimentada también por la reciente petición de Bergoglio a todos los cardenales residentes en Roma de comunicarle las fechas, y el lugar, de sus vacaciones y así poder contar con ellos para eventuales consultas durante el verano.

De esta manera, se puede afirmar que después de un año y medio, la Exhortación Apostólica de Francisco “Amoris Laetitia”, no dejar de provocar divisiones.

Los cuatro cardenales subrayan que no obstante que el Prefecto de la Doctrina de la Fe haya declarado varias veces que la doctrina sobre el matrimonio no ha cambiado, han aparecido declaraciones de obispos, cardenales e inclusive de Conferencias Episcopales, que “aprueban lo que el Magisterio de la Iglesia nunca ha aprobado(…) Es así que lo que es pecado en Polonia es un bien en Alemania, lo que está prohibido en Filadelfia es licito en Malta, etcétera.