abc Radio


Casa Blanca se aferra a incluir en censo pregunta sobre ciudadanía

  • Martes 27 de marzo de 2018
  • en Mundo

La Casa Blanca defendió la propuesta de incluir
una pregunta sobre la ciudadanía en el cuestionario del censo de población en Estados Unidos
para 2020, al sostener que la información es necesaria para cumplir la ley que evita discriminar votantes. La vocera presidencial Sarah Sanders aseguró que la inclusión de la pregunta ha sido práctica rutinaria en el censo desde mediados del siglo pasado, y dijo que aunque la Casa Blanca fue consultada, la decisión descansó enteramente en el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

“Yo alegaría que esto ha sido práctica del gobierno de Estados Unidos.
El propósito es determinar (el número de) individuos que están aquí y ayudan al cumplimiento de la Ley de Derecho al Voto”, dijo.

Entre otras provisiones, dicha ley ofrece protección al derecho al voto, y prohíbe que cada estado o gobierno local pueda imponer leyes que resulten en la discriminación contra minorías, a partir de la raza o el lenguaje.

Críticos de la decisión acusaron que el nuevo requerimiento busca excluir del conteo de habitantes a los inmigrantes indocumentados
, lo cual afectaría a la vez el número de distritos en estados con alta presencia de esa población.

La ley establece que los estados pueden hacer una redistribución de sus distritos electorales a partir de la información sobre el tamaño de su población con base eb el censo, que se lleva a cabo cada 10 años.

Sanders insistió que el requerimiento busca facilitar el cumplimiento de la ley, y sostuvo que “sin esa información es difícil tomar esas determinaciones,
y esa información necesita ser reunida. Ha sido parte del censo de Estados Unidos
. Cada vez que hemos tenido un censo desde 1965, con excepción del censo de 2010”.

La iniciativa fue impugnada ante las cortes federales a través de una demanda del estado de California, anunciada por el procurador de California, Xavier Becerra, quien aseguró que la exclusión de esta pregunta dada desde 1790.

“California simplemente tiene demasiado qué perder para permitirle a la administración Trump echar a perder esta importante obligación decenal.
Lo que la administración Trump está solicitando no es sólo alarmante, es un intento inconstitucional de interrumpir un recuento exacto del censo
”, dijo Becerra.