abc Radio


Casi tres mil 500 civiles mueren por conflicto en Afganistán en 2016

  • Lunes 6 de febrero de 2017
  • en Mundo

Kabul. Las víctimas civiles relacionadas con el conflicto y la
violencia en Afganistán alcanzaron cifras récord durante 2016,
con un total de tres mil 498 muertes y siete mil 920 heridos,
informó hoy la Misión de las Naciones Unidas en el país
asiático.

En su informe anual, publicado este lunes en Kabul, la misión
de asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) afirmó
que el número de víctimas afganas por el conflicto tuvo el año
pasado un alza de 3.0 por ciento en relación con 2015.

El incremento durante 2016 es el nivel más alto desde 2009,
cuando la UNAMA empezó la documentación sistemática de las
víctimas civiles, principalmente en el número de niños muertos y
heridos, según un reporte de la agencia oficial de noticias afgana
PAN.

La misión documentó tres mil 512 víctimas entre los niños
(923 muertes y dos mil 589 heridos), cifras que representan un
aumento de 24.0 por ciento respecto a 2015 y el mayor número de
víctimas menores registrado por la UNAMA en un solo año.

El jefe de la UNAMA, Tadamichi Yamamoto, destacó en el informe
que "este atroz conflicto destruye vidas y comunidades en todos los
rincones de Afganistán" y pidió a las partes en conflicto
asegurar la rendición de cuentas a los actos indiscriminados
contra la población civil.

La Misión atribuyó a ataques antigubernamentales,
principalmente cometidos por la resistencia del fundamentalista
Movimiento Talibán, el 61.0 por ciento del total de las víctimas
civiles registradas durante 2016 y el 24.0 por ciento a fuerzas
gubernamentales.

El uso de dispositivos explosivos improvisados, atentados
suicidas, ataques armados y homicidios deliberados fueron las
principales causa de muerte de los civiles, muchos de ellos
perpetrados por el grupo extremista Estado Islámico (EI).

La UNAMA documentó un total de 899 víctimas civiles (209
muertos y 690 heridos) en ataques suicidas y matanzas llevadas a
cabo por el grupo yihadista contra la población, 817 más en
comparación con las 82 víctimas de 2015 (39 muertos y 43
heridos).

"El asesinato y mutilación de miles de civiles afganos es
profundamente angustiante y en gran medida prevenible", indicó
Yamamoto, tras reiterar su llamado a todas las partes en conflicto
a proteger a los ciudadanos afganos, principalmente a las mujeres y
niños.

De acuerdo con el recuento de la UNAMA, los ataques aéreos de
las fuerzas afganas e internacionales causaron en 2016 un total de
590 bajas civiles (250 muertos y 340 heridos), el número más alto
desde 2009.

/eds