abc Radio


Congreso opositor elige jueces para sustituir a tribunal afín a Maduro

  • Viernes 21 de julio de 2017
  • en Mundo

La Asamblea Nacional de Venezuela, bajo el control de la
oposición, designó hoy a 33 magistrados para sustituir a los
actuales jueces del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por lo que
la máxima corte amenazó con iniciar una causa por usurpación de
funciones y traición a la patria.

La asamblea sesionó en una plaza pública del este de Caracas
para evitar perturbaciones en su sede, en el centro de la ciudad, y
aprobó con los votos de la mayoría la juramentación de 13
magistrados principales y 20 suplentes del TSJ.

El acto fue calificado de ilegal por el TSJ, cuya Sala
Constitucional salió a recordarle a la asamblea que están en
desacato de sus sentencias y que por lo tanto sus decisiones son
nulas, incurriendo además en usurpación de funciones.

El acto se realizó en la plaza Alfredo Sadel, del municipio
Baruta, sin la bancada oficialista, que dejó de asistir ante el
supuesto desacato del Poder Legislativo.

Lee también:
 

Mercosur llama a Venezuela a restablecer el orden institucional

La Asamblea Nacional (congreso) aprobó las designaciones para
presionar un cambio en el TSJ, que se han convertido en un sostén
clave del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Aprobó un informe del diputado Carlos Berrizbeitia, quien
revisó la designación, el 15 de diciembre de 2015, de los
actuales jueces por la asamblea, que estaba dominada entonces por
el oficialismo.

Dijo que en esas designaciones se cometieron irregularidades,
negando que los actuales magistrados cumplan con los requisitos
exigidos para ocupar los cargos.

Señaló que los jueces fueron designados días antes de
conocerse los resultados de las elecciones legislativas del 6 de
diciembre de 2015, en las cuales la oposición alcanzó una
mayoría abrumadora y fueron impuestos para anular la acción del
congreso bajo control opositor.

En la sesión, la diputada Sonia Medina dijo que los magistrados
del TSJ se “han separado de la justicia para someterse a los
caprichos del partido de gobierno" del presidente Maduro.

Por su lado, el presidente de la Asamblea, Julio Borges, dijo
que la justicia en Venezuela “no funciona y los venezolanos no
pueden hacer valer sus valores y sus leyes porque no hay
justicia”.

“Se equivocan los que tienen el poder si piensan que este
pueblo se va a doblegar frente a sus abusos", dijo Borges, quien
recordó que la asamblea recibió un apoyo a sus decisiones el
domingo pasado con el respaldo de 7.5 millones de electores en la
consulta popular que convocó al margen del sistema electoral
formal.


Más del tema:

 


Maduro ha ahogado a
Venezuela; inflación descontrolada

En respuesta a la juramentación de los magistrados, la Sala
Constitucional del TSJ dijo que la Asamblea cometió delito de
usurpación de funciones en un acto que tiene “ánimo
subversivo”.

El vocero del TSJ, el magistrado Juan José Mendoza, señaló
que la Asamblea está en desacato desde hace más de un año y no
puede hacer esas designaciones.

Agregó que los “ciudadanos” que fueron juramentados en este
acto "írrito" se exponen a acusaciones de usurpación de funciones
y traición a la patria.