abc Radio


Continúa la escalada de tensiones tras el referéndum en Cataluña

  • Jueves 5 de octubre de 2017
  • en Mundo

PARÍS, Francia.-  El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, rechazó en términos enérgicos el mensaje del rey Felipe VI y criticó la supuesta intransigencia del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, frente a las “opciones de mediación que hay sobre la mesa”.

“¡Majestad, así no! Usted ha decepcionado a mucha gente en Cataluña […] que esperaba de usted una apelación al diálogo y a la concordia”, le dijo al monarca en un discurso pronunciado desde el Palau de la Generalitat, en el centro de Barcelona, exactamente 24 horas después de la alocución del soberano.

También lo acusó de ponerse “al lado de las políticas” del partido de Rajoy.

Deploró que el rey hubiera ignorado deliberadamente a los millones de catalanes que no piensan como el gobierno y lamentó que tampoco haya “tenido el papel moderador que le otorga la Constitución”.

Después de decir que la independencia está “más cerca que nunca”, Puigdemont dijo a los catalanes: “Nos tenemos que mantener como un solo pueblo”.

Por último, se manifestó sorprendido por la ausencia de respuesta a las diferentes “opciones de mediación que hay sobre la mesa”.

Las dos menciones al diálogo y mediación formuladas por Puigdemont en su mensaje parecen indicar que los dirigentes independentistas no cerraron por completo la puerta a una negociación.

Poco antes de ese discurso, Rajoy había rechazado la propuesta de mediación lanzada por el partido de ultra izquierda Unidos Podemos con el apoyo de varios partidos y centrales sindicales.

En su respuesta, Rajoy afirmó que la única condición para el diálogo es que Puigdemont retire la declaración de independencia. “Eso no es negociable”, indicó. “Lo único que tiene que hacer Puigdemont es renunciar a la declaración de independencia. No se puede tratar con quienes plantean un chantaje tan brutal al Estado”, insistió.

En esa situación de tensión, Puigdemont y los otros líderes secesionistas continuaron avanzando a paso acelerado hacia una declaración de independencia de Cataluña. Esa decisión histórica podría concretarse en la sesión del Parlamento catalán prevista para el próximo lunes, según Mireia Boya, la diputada del movimiento de ultra izquierda CUP (Candidatura de Unidad Popular). Otro diputado del mismo partido, Benet Salellas, indicó que la sesión era para “declarar la independencia o para proclamar la república”.