abc Radio


Crece temor en Europa tras ataques islamistas

  • Sábado 29 de julio de 2017
  • en Mundo

Los ataques yihadistas perpetrados en Hamburgo, Alemania, y Helsinki, Finlandia, parecieron confirmar los temores de los servicios de seguridad afirmando que Europa vivirá un verano caliente en materia de terrorismo islamista.

El atentado más inquietante se produjo en Hamburgo, ciudad portuaria del norte de Alemania, donde un hombre armado con un cuchillo asesinó a una persona y dejó varios heridos en un supermercado.

La policía, que confirmó el trágico episodio a través de su cuenta Twitter, también indicó haber detenido a un sospechoso, pero no dio a conocer las razones de la múltiple agresión.

El diario Bild publicó poco después una fotografía del presunto agresor, detenido y en el interior de un coche policial, con la cabeza cubierta con una bolsa y aparentemente herido.

Inmediatamente después del ataque, ocurrido a las 13:00 horas, las fuerzas de seguridad activaron el grado más elevado del dispositivo de alerta antiterrorista en previsión de una acción yihadista de mayor amplitud. Numerosos efectivos policiales, bomberos y ambulancias con socorristas acudieron al lugar del ataque.

En un primer momento, las autoridades se negaron a admitir si se trataba de un ataque de inspiración islamista. Pero un testigo afirmó a la prensa que el agresor había ingresado al supermercado y de inmediato empezó a atacar a los clientes. En el momento de apuñalar a tres personas gritó “Allahu Akbar” (Dios es grande), afirmó.

Otras fuentes, en cambio, aseguraron que el hombre desenfundó un arma blanca cuando fue sorprendido robando, pero ese relato no fue confirmado por las fuerzas del orden.

Un vocero policial proporcionó otra versión. El sospechoso “entró en el supermercado y empezó a atacar a los clientes”, indicó. El hombre huyó del local tras el ataque, pero fue perseguido por varias personas que se encontraban en el lugar y la policía logró detenerlo poco después en la misma zona.

Aun si todavía no fue posible establecer las verdaderas motivaciones, el ataque causó enorme inquietud debido al contexto de extrema tensión que reina en el país. Alemania vive en estado de alerta permanente en razón de la amenaza islamista.

El otro ataque se produjo por la tarde en Helsinki, donde un vehículo embistió a la multitud provocando un muerto y por lo menos cuatro heridos, según la policía.

El conductor, que sería un finlandés de unos 50 años, se encontraba “en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes”, aseguraron fuentes policiales. El autor del ataque fue inmediatamente detenido.

Pero, como se encontraba en un estado de confusión, fue incapaz de explicar a las autoridades las razones de su gesto.

La policía finlandesa decidió mantener un riguroso hermetismo informativo hasta dilucidar claramente el episodio a fin de no alarmar a la población.

Los temores se multiplicaron después del atentado con un camión, perpetrado en diciembre del año pasado en un mercadillo de Navidad de Berlín. El ataque, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), provocó 12 muertos y decenas de heridos.

Además de ese episodio, considerado como el atentado islamista más grave ocurrido en territorio alemán, el EI también asumió la responsabilidad de un asesinato cometido en Hamburgo, un atentado con bomba con Ansbach -que dejó 15 heridos y el atacante muerto- y una agresión con un hacha en un tren en Baviera que provocó cinco heridos y cuyo autor fue abatido por la policía.

Aunque todavía no quedó claro si se trata de un ataque terrorista, las autoridades mantiene un elevado dispositivo de alerta, pues saben que el país es uno de los principales objetivos de los grupos yihadistas, debido a la intervención de Alemania en la coalición internacional que combate al EI en Siria e Irak, y la participación en las fuerzas que intervienen en Afganistán desde 2001.

Las tropas alemanas, sin embargo, no participan en ninguna operación de combate y solo realizan misiones de reconocimiento, formación o reabastecimiento.