abc Radio


Chelsea Manning advierte sobre la mercadotecnia de la muerte

  • Martes 29 de mayo de 2018
  • en Mundo

Montreal, Canadá.-
Bradley Edward Manning fue perseguido
y capturado por filtrar miles de documentos confidenciales del Ejército de Estados Unidos a WikiLeaks.
Lo sentenciaron a 35 años de cárcel, solamente cumplió siete
en una prisión de máxima seguridad porque
lo perdonó Obama y salió convertido en Chelsea
. Hoy lo que más le preocupa es que regalamos nuestros datos confidenciales a empresas como Facebook y no entendemos que se usan en nuestra contra, tanto por el gobierno, como por el crimen organizado.

Las empresas son cómplices de la venta de datos de sus usuarios, recopilados por las herramientas que desarrollan, y que son mal utilizados en contra de los mismos ciudadanos, por gobiernos, narcotraficantes y otras organizaciones criminales, dijo la
experta en ciberseguridad Chelsea Manning a El Sol de México.

Lee también:
EU extravía 1,475 menores migrantes; fueron separados de sus padres

A pesar de que el problema es público desde hace años, las grandes masas de consumidores de redes sociales y servicios gratuitos de internet comienzan a entender la complejidad de hacer pública toda su información confidencial y entregar hasta
sus secretos a las empresas como Google y Facebook, Twitter o Tinder.

undefined


Ya estamos empezando a hablar del mal uso de datos
”, festejó Manning durante un encuentro con la prensa internacional en Montreal. “Estos problemas van a seguir”, advirtió. “El problema que veo es que ya sabemos del mal uso de nuestros datos, pero no hacemos nada al respecto”.

En el encuentro con reporteros de los medios más importantes del mundo se da en el marco de su participación en la conferencia internacional de negocios, innovación y tecnología
C2 Montreal
, que se realiza en esta ciudad de Canadá.

“El problema es que existe una complicidad (entre la población, gobiernos y empresas). Pensamos que
alguien hará algo para resolver esta situación
, pero no hacemos nada. Queremos que hagan algo, pero esperamos que alguien más lo haga”, explicó.

Por ejemplo, en Estados Unidos se ha solicitado en varias ocasiones al Congreso que legisle o tome decisiones para reforzar las políticas de protección de la privacidad y de datos personales, pero no lo hace, recordó la activista.

Ve ahora:
Ladrones en silla de ruedas y en bicicleta roban camioneta de valores

Aunque
aplaudió que lleguen iniciativas desde los gobiernos del Viejo Continente
, como es el caso de la Regulación General de Protección de Datos (RGPD) que entró en vigor en la Unión Europea el viernes pasado.

También reiteró que los usuarios deben tener mayor conciencia sobre cómo protegen sus datos, puesto que no pueden ser dependientes de estos marcos regulatorios o intervenciones estatales. De hecho, los gobiernos son los que más utilizan
herramientas sociales para vigilar a la población
, para intervenir comunicaciones estratégicas o espiar a corporaciones.

Necesitamos desarrollar tecnología que ayude a las personas y no que las vigile.

undefined

Por lo tanto, señaló que los usuarios de estas herramientas, como Facebook, Google y Twitter, deben de
exigir una mayor transparencia sobre cómo se utilizan los datos
que ceden de manera voluntaria. Aunque eso no pasa casi en ningún lado.

Agregó que los
gigantes de internet comercializan los datos que los usuarios ceden voluntariamente
y muy pocas veces se hace un ejercicio de autocrítica sobre cómo protegen su propia privacidad.

“Hay que entender
lo que pones o no en Facebook de manera gratuita ahora, puede ser usado o mal usado después
. No podemos depender de las compañías para proteger nuestra propia privacidad”, reiteró.

Te recomendamos:
De migrante a héroe… joven malí recibe nacionalidad francesa por salvar a niño

LIBERADA

Chelsea Manning celebró en Montreal el hecho de que
hace precisamente un año y una semana fue liberada
tras siete años en la cárcel por espionaje y robo de 750 mil páginas de documentos y videos sobre las guerras de Afganistán e Irak difundidos a través de WikiLeaks.

Había sido condenada a 35 años de prisión en 2013, por su papel en este escándalo, pero el entonces presidente
Barack Obama conmutó su sentencia
la última semana de su mandato y Manning fue liberada el 18 de mayo de 2017.

Desde entonces, la que
entró en prisión como Bradley Manning
y que cambió de identidad sexual mientras estaba encarcelada, milita activamente por las causas LGBT, además de ayudar a los activistas que son detenidos y que se enfrentan a sistema de justicia.

Al hablar sobre la democracia, la activista para la protección de los derechos humanos
denunció que las libertades de la población son constantemente restringidas
porque los gobiernos investigan llamadas, redes sociales y otras actividades de la gente.

Lee también:
[Video] "Te compro un boleto de vuelta a México", hombre agrede a trabajadora hispana en Houston

undefined

Lamentó que también se usa esta
información en contra de migrantes e indocumentados para expulsarlos de Estados Unidos
y alertó que datos masivos recopilados por las instituciones se usan en contra de la misma población.

“Estas herramientas pueden ser peligrosas porque categorizan la información. Toda la documentación es mal usada.
Los migrantes indocumentados pueden ser confundidos con otros
, muchas veces no tienen documentación. Son encarcelados. Las personas trans y los migrantes indocumentados sufren los mismos problemas. Son cuestiones diferentes de un mismo sistema. Es un problema sistémico”, aseguró.

Manning comentó que
no confía en la manera en que el gobierno estadounidense usa los datos que recopila,
porque no protegen la privacidad de la gente cómo se promueven estos programas.

La activista saluda la llegada de nuevas herramientas que permiten una mayor privacidad.
Programas de simple utilización, como Signal,
pueden hacer una diferencia. “Hubiera sido diferente para mí en 2010 si hubiera tenido acceso a Secure Drop”, declaró la que quiere ser candidata al Senado en el estado de Maryland.

Manning contó
cómo empezó a recopilar y analizar los datos a mediados de 2000
, cuando trabajaba para una agencia de almacenamiento de fotos. Estos datos, comentó, eran usados de manera inofensiva para identificar clientes potenciales y convencerlos a inscribirse al servicio, por ejemplo.

Ve ahora:
¿Hitler se escapó? Esto es lo que científicos descubrieron gracias a sus dientes

“Pero los mismos algoritmos eran también usados por la fuerza armada cuando llegué en Irak en 2010.
Utilizamos estos algoritmos para orientar hacia las personas
, no como clientes, sino como personas para capturar o matar. Se trata de una transición de la mercadotecnia hacia la mercadotecnia de la muerte”, explicó en su ponencia.

undefined

La experta en ciberseguridad indica que ahora los que
trabajan para el desarrollo de la inteligencia artificial
están preocupados por el respeto de los calendarios y la puesta en marcha de productos en el mercado, lo cual es normal, según ella.

No obstante, comentó que las empresas tecnológicas hacen constantemente “evaluaciones técnicas” de sus herramientas, pero considera que
“evaluaciones éticas” deberían también ser realizadas.

“Las personas que
trabajan en el aprendizaje de tecnología con algoritmos
están preocupadas por los tiempos de entrega, pero deben considerar las implicaciones éticas de lo que desarrollan. Los codificadores tienen una cierta complicidad moral y ética en los resultados de su trabajo”, expresa.

A la población en general, Chelsea Manning comentó que si bien la gente está consciente del uso de los datos masivos, las personas también tienen
el deber de denunciar y reclamar a sus gobiernos
.


No nos contentemos sólo de ir a votar
, firmar una petición o ir a manifestar. No hacer algo puede también tener un impacto político. Entender y estar consciente de este poder es importante, sobre todo para las personas en el sector de la tecnología”, exigió.

Te recomendamos:
Mural con bandera de EU al revés pone el ojo en el muro

Policía Militar

Ahora que está fuera de la cárcel,
Manning dice estar impactada por la militarización de la policía estadounidense
, lo cual no debería ser así, pues, considera los modelos implementados desde los años 70 ya no son viables en el siglo XXI.

“Viví en la calle durante unos meses en Chicago. Fui militar y estuve en la cárcel. Pude ver los problemas y es el mismo patrón. (…) Los programas fueron planeados en los años 70 pero estamos en 2018, ya tenemos que repensarlos”, afirma.

undefined

Considera que
la Patrulla Fronteriza y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos
(ICE, por su siglas en inglés), son
instituciones “tóxicas” y “muy malas”,
y lamenta que en Canadá las aduanas y servicios migratorios se están acercando cada vez más a los de su país, aunque no de manera tan drástica.

“Es una preocupación para mí ver
cómo cruzar la frontera canadiense se ha vuelto más tóxico
, aunque no es de la misma extensión como se ve en la frontera y en los aeropuertos estadounidenses. Pero es mucho más estricto de lo que he visto en Europa”, dice.

Manning afirma que su labor como activista sigue siendo relevante hoy en día, porque los gobiernos se han vuelto aún más restrictivos y para ella es importante informar y denunciar los problemas que existen y militar por la seguridad y protección de los datos personas.

Sigo trabajando, así que aún no he terminado.