abc Radio


Diálogo de paz pende de un hilo

  • Sábado 21 de julio de 2018
  • en Mundo

M
ANAGUA, Nicaragua. El diálogo entre gobierno y oposición en busca de una salida a la crisis pende de un hilo luego de que el presidente Daniel Ortega descalificara a los obispos que median en las conversaciones, acusándolos de "golpistas".

"(Vamos a) meditar las palabras del señor presidente y luego vamos a tomar una decisión", afirmó el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

El mandatario arremetió contra los obispos, que intentan desde mayo mediar en la solución a la crisis generada por la violenta represión a las protestas, que dejan más de 280 muertos en tres meses.

"Ese señor (Ortega) esta lleno de odio, tiene un espíritu egoísta, solo quiere enriquecerse a la sombra del poder y cuando alguien le reclama se enoja", advirtió Alvaro Ayerdis mientras asistía este viernes en Managua a la misa de ayuno y oración en la iglesia Divina Misericordia.

Según Ortega, un exguerrillero de 72 años que gobierna desde hace 11 años de forma autocrática, la propuesta que le hicieron los obispos en junio para adelantar las elecciones del 2021 a marzo del 2019 y democratizar el Estado era parte de una conspiración "golpista".

Por su parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) condenó "los ataques de odio y la campaña de odio y difamación" contra la Iglesia católica.

El Cenidh considera "irresponsable y peligroso" el discurso de Ortega, ya que "constituye un atentado que pone en riesgo la vida de los obispos y feligresía" y que "incita al odio irracional" contra la Iglesia.