abc Radio


Dos partidos extremistas pueden llegar al poder

  • Domingo 23 de abril de 2017
  • en Mundo

Por primera vez en la historia de Francia, dos partidos ubicados en ambos extremos del espectro ideológico están en condiciones de llegar al poder. Se trata de Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional (FN) de extrema derecha, y de Jean-Luc Melenchon, líder del movimiento de ultraizquierda Francia Insumisa. Ambos figuran entre los cuatro candidatos que pueden llegar a la segunda vuelta.

Esa perspectiva acuerda a esta elección presidencial un carácter atípico y refleja tanto el desconcierto de los electores como la profunda división del país.

La principal inquietud de la campaña proviene de las posibilidades que tiene Marine Le Pen de instalarse en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa. Una victoria de la candidata del FN -que promete salir de la Unión Europea, abandonar el euro, suspender la inmigración legal e ilegal, expulsar a los sospechosos de adherir al dogma salafista, cerrar las fronteras y adoptar una rígida política proteccionista- no solo provocaría un terremoto en Francia, sino que desencadenaría una reacción en cadena en el resto del Europa.

“En menos de un año llevará el país a la ruina, pero también provocará el derrumbe de Europa”, afirmó la semana pasada Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001.

Marine Le Pen no es la única causa de preocupación. La posible victoria de Melenchon también alarma profundamente a gran parte de la opinión pública. Aunque en los últimos días se esforzó en moderar algunas de sus propuestas, la radicalidad de su programa político y económico resulta tan inquietante como el de Le Pen para los medios financieros. El pánico llegó incluso a los pequeños ahorristas, que temen perder sus economías.

Las encuestas confirmaron que la mayor inquietud sería un escenario -poco verosímil, es cierto- capaz de colocar a Le Pen y Melenchon frente a frente en el balotaje.