abc Radio


Ejército de Irak controla puente estratégico sobre río Tigris

  • Lunes 27 de febrero de 2017
  • en Mundo

Bagdad, Irak.- Las fuerzas iraquíes tomaron hoy un
estratégico puente sobre el río Tigris en Mosul y recuperaron un
barrio, en el noveno día de su ofensiva para avanzar y recuperar
el oeste de la ciudad, que aún está bajo el control de los
yihadistas del Estado Islámico (EI), informaron fuentes
militares.

El portavoz del Comando de Operaciones Conjuntas, el general de
brigada Yahya Rasool, precisó que las tropas iraquíes
“controlan el acceso oeste del cuarto puente, el más meridional
de los cinco que atraviesan la urbe, por lo que podrían progresar
en su ofensiva para tomar el lado occidental Mosul.

Rasool explicó que la toma del puente facilita a las tropas
regulares el control de ambas riberas del río y que ingenieros
militares erijan un puente flotante para usarlo como línea de
suministro reconectando provisionalmente la ciudad, según la
cadena árabe Al Arabiya.

Además del puente liberado este lunes, los otros cuatro que
cruzan el río Tigris están muy dañados o inservibles, de modo
que se hace imposible el cruce del lado oriental de la urbe a su
parte occidental, que sigue en poder del EI.

irak-ntx

A este avance se suma la liberación del barrio de Jawsaq, donde
las fuerzas iraquíes izaron la bandera nacional sobre varios
edificios después de expulsar a los terroristas, agregó el
general Rasool.

Sin embargo, el avance de las tropas iraquíes podría verse
frenado si los yihadistas utilizan a los habitantes del sector como
escudos humanos. En los últimos días, cientos de civiles han
huido para refugiarse en el exterior de la ciudad o en zonas del
oriente bajo control iraquí.

A finales de enero pasado, las fuerzas iraquíes liberaron la
parte oriental de Mosul, tres meses después del lanzar una gran
ofensiva para recuperar la ciudad, más de dos años después de
haber caído en manos del grupo yihadista.

Desde que comenzó la ofensiva en Mosul, el 17 de octubre
pasado, más de 178 mil personas han huido, según el Ministerio de
Inmigración, aunque organizaciones humanitarias estiman que la
operación iraquí podría dejar hasta un millón de
desplazados.

Mosul, la segunda ciudad del país y el último feudo urbano del
EI en Irak, cayó en manos de los yihadistas en junio de 2014,
cuando fuerzas del gobierno iraquí abandonaron sus armas y
huyeron, lo que permitió a los extremistas apoderarse del norte y
oeste del país.