abc Radio


El atacante de París era al parecer un desequilibrado

  • Sábado 22 de abril de 2017
  • en Mundo

Carlos Siula / Corresponsal

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).- El terrorista que cometió el atentado del jueves último en los Campos Elíseos de París, en el cual mató a un policía a hirió a otros dos antes de ser abatido, era probablemente un desequilibrado, según los testimonios coincidentes de los investigadores, el fiscal de París y varios vecinos.

Casi 24 horas después del ataque el procurador anti-terrorista de París, François Molins, confirmó la identidad del agresor. Como anticipó El Sol de México en su edición de ayer, se trata de Karim Cheurfi, de 39 años, con un frondoso prontuario de delincuente, que cumplió una condena de 15 años por el asesinato de un policía.

Recientemente había sido interrogado por los organismos de seguridad cuando descubrieron que trataba de adquirir armas para “atacar policías”. Teniendo en cuenta que carecía de antecedentes islamistas, la justicia lo dejó en libertad por falta de pruebas.

Dentro de su vehículo, los investigadores encontraron un ejemplar del Corán y un papel manuscrito de apoyo al grupo Estado Islámico (EI). Sin embargo, no creen que se trate de un verdadero “combatiente” yihadista. Durante el tiempo que pasó en la cárcel “no presentó ningún indicio de radicalización” y el análisis del material electrónico incautado en su domicilio “no contiene ninguna traza de consultas a sitios” islamistas, reconoció el fiscal anti-terrorista de París, François Molins.

Los vecinos de su domicilio en la ciudad de Chelles, en los suburbios de París, confirmaron que no era practicante: “Fumaba, bebía y jamás iba a la mezquita”, afirmó uno de ellos en diálogo con El Sol de México. Era un “personaje trastornado”, indicó otro habitante.

Los investigadores se inclinan a pensar que más bien “su trayectoria muestra un hombre movido sobre todo por el odio a la policía”.

“A ese eje esencial, en los últimos días a lo mejor agregó una capa de islamismo primario”, comentó Farhad Khosrokhavar, especialista en fenómenos de radicalización.

En las primeras horas sucesivas al ataque del jueves, un comunicado de reivindicación del Estado Islámico sembró confusión en cuanto a la identidad del autor, pues lo identificó como “Abu Yussuf al Beljiki” (“el belga”). Luego se pensó que ese personaje podía ser un cómplice de Karim Cheurfi. El misterio se disipó ayer por la mañana cuando un belga de apellido Yussuf se presentó en una comisaría de Amberes, en Bélgica, y demostró que a la hora del ataque estaba trabajando en una gasolinera.

Ahora la policía trata de ver si el asesino de los Campos Elíseos tenía un mentor capaz de haberlo influenciado, pero los investigadores no creen en esa hipótesis y privilegian el acto aislado de un desequilibrado.