abc Radio


Elecciones presidenciales de Ecuador podrían definir el futuro de Julian Assange

  • Viernes 31 de marzo de 2017
  • en Mundo

Para los 15 millones de habitantes de Ecuador, el tema de las elecciones presidenciales del domingo suena alarmante pues de ello depende su futuro, y no sólo para los ecuatorianos sino para  Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, quien fue amenazado por uno de los candidatos de retirarle su asilo político.

Julian pidió asilo político hace cinco años en la embajada ecuatoriana en Londres y ha vivido ahí desde entonces. Sin embargo el candidato a la presidencia Guillermo Lasso, aseguró  que “pediría cordialmente al Señor Assange que se fuera dentro de los 30 días de asumir su mandato”, porque su presencia en la embajada de Knightsbridge era una carga para los contribuyentes ecuatorianos.

Puedes leer: Tras caso WikiLeaks, sistemas de la CIA son obsoletos: Casa Blanca

Por su parte el oponente gubernamental Lennin Moreno, declaró que Julian siempre será bienvenido, aunque impondrá algunas condiciones. “Siempre estaremos atentos y pediremos al señor Assange que muestre respeto en sus declaraciones sobre nuestros países hermanos y amigos”, dijo Moreno.

Recientemente se realizó una encuesta que mostró al candidato Moreno por lo menos cuatro puntos porcentuales por delante de su rival, sin embargo algunas encuestas anteriores llevaron a Lasso a la cabeza. Aunque analistas advierten que los resultados están dentro del margen de error.

Jennifer Robinson, abogada de Doughty Street Chambers, miembro del equipo legal de Assange en el Reino Unido declaró que “ningún gobierno debe jugar con la concesión del asilo. Es una protección legal prevista por el derecho internacional, el Ecuador le ha concedido esa protección, lo han reconocido como refugiado y ahora tienen la obligación de protegerlo de lo que suceda en la elecciones”.

Entérate: Interrogan a fundador de WikiLeaks por presunta violación sexual

Sin embargo Arturo Moscoso,  un abogado y académico ecuatoriano aseguró que “ninguna organización, ninguna ley y ninguna persona pueden impedir que el presidente revogue el estatuto de asilo político”, puesto que el asilo de Assange fue otorgado por decreto presidencial y podría ser eliminado fácilmente.

No se cree que haya otras opciones posibles abiertas a Assange a través de la ONU, después de que el Reino Unido y Suecia rechazaron categóricamente una conclusión de un grupo de trabajo de la ONU”.

“El Sr. Assange no es, y nunca ha sido, víctima de detención arbitraria“, dijo un portavoz del Foreign Office. “Entró por su propia voluntad en la embajada ecuatoriana y tiene la libertad de salir cuando él quiera”.

Las autoridades británicas están igualmente convencidas de que, si Assange sale de la embajada bajo cualquier circunstancia, será inmediatamente arrestado y enviado a Suecia, que ha estado tratando de extraditarlo por una denuncia de violación que data de 2010, a lo que Assange se niega.

También lee: WikiLeaks difunde nuevos correos sobre campaña de Clinton

Assange siempre ha argumentado que buscó asilo no para evitar responder a la alegación de agresión sexual sueca, sino porque teme la extradición hacia Estados Unidos para posibles procesamientos por las actividades de publicación de WikiLeaks, base que otorgó el asilo por parte de Ecuador.

Reuters informó el mes pasado que una extensa investigación del jurado ha sido ampliada para incluir sus recientes filtraciones de documentos de la CIA, otros códigos fuente se publicaron el viernes, lo que los abogados de Assange hacen que las bases de su asilo sean aún más fuertes.

La mejor esperanza de Assange en el corto plazo, en otras palabras, es probable que sea una victoria de Moreno. Si eso no sucede, los grupos internacionales de derechos humanos podrían reunirse en su defensa, según Moscoso, o WikiLeaks podría descubrir material para presionar a Lasso.

Con información de The Guardian

/eds