abc Radio


Embajador mexicano entrega credenciales

  • Viernes 1 de septiembre de 2017
  • en Mundo

A pesar de las dificultades y los innegables problemas, México sigue echándole ganas. Una frase que suscitó nuevamente el agrado del papa Francisco tras escucharla esta vez por voz de Jaime Manuel del Arenal Fenochio, quien al entregar sus cartas credenciales al jefe de la Iglesia Católica y jefe de Estado de la Santa Sede, se convirtió oficialmente en el noveno representante de nuestro país ante al Estado apostólico, en los 25 años de relaciones diplomáticas, establecidas el 21 de septiembre de 1992.

Una frase que refleja el temple y el carácter necesarios para enfrentarlos y salir adelante, como ha repetido en varias ocasiones Bergoglio refiriéndose a la situación mexicana. Jaime Manuel del Arenal ocupa el lugar dejado vacante hace exactamente un año por Mariano Palacios Alcocer.

En entrevista con El Sol de México, el nuevo embajador mexicano no dudo en manifestar su admiración “y su emoción por el pontífice y por el encuentro que tuvo como escenario la biblioteca personal de Bergolio, en un clima “sumamente cordial”, es más puntualizó- “el papa Francisco me confesó que México lo enriqueció espiritualmente!. En este contexto, Bergoglio quiso también subrayar el valor de la religiosidad popular en México y la necesidad de que ¡los obispos se acerquen más ella…!”.

México y la Santa Sede coinciden en muchos temas a nivel internacional, como el desarme, la migración y el cambio climático. Sin embargo puede haber otros acerca de los cuales no hay acuerdo, como el matrimonio homosexual, sin contar con la violencia y la plaga del narcotráfico… ¿Se habló también de estos temas? La respuesta fue tajante, “no surgió ninguno de estos temas…

Al Papa le dije que para mí era un honor presentar mis credenciales el día de la oración convocado por la Iglesia en pro de la Casa Común de la creación…Esto llevo a hablar de los problemas de la ecología, un tema que forma parte de la agenda de los dos Estados y que también para el Papa requiere prioridad en toda en toda América Latina, también por el impacto negativo que puede tener en el aspecto económico.

Es verdad que en el Vaticano hay preocupación por la familia y en particular por los jóvenes, que buscan valores erróneos, propuestos por el capitalismo salvaje y el narcotráfico, que les permite tener un modelo de éxito y de la riqueza inmediata. Y aquí entré para el Papa el problema de la secularización sobre todo entre los jóvenes que pierden el sentido de los verdaderos valores.

Durante el encuentro Francisco reiteró su convicción de que México es un país símbolo del mestizaje en el Continente Americano”. Arenal Fenochio dijo que esto nos llevó al tema de la migración que jamás debe despreocuparse como insistió Bergoglio- de la dignidad de los migrantes.