abc Radio


En el mundo, hay 250 periodistas presos por su trabajo

De los detenidos, 98% son profesionales locales que cubren su país; cifra, cerca de máximos históricos

NUEVA YORK. China, Turquía, Arabia Saudita y Egipto son los países con más periodistas encarcelados por su trabajo, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), que denuncia que el número de profesionales de la información presos se mantiene cerca de máximos históricos.

En total, al menos 250 periodistas están en cárceles alrededor del mundo por cargos vinculados con su labor, según un informe anual publicado por la organización con sede en Nueva York.

La cifra es ligeramente inferior a la de hace un año, cuando el CPJ documentó 255 casos, pero está cerca de los 273 presos de 2016, el máximo histórico desde que esta entidad tiene estadísticas.

Por primera vez en cuatro años, Turquía no encabeza el ranking, al pasar de 68 periodistas encarcelados hace un año a 47 en 2019.

Según el CPJ, esa cifra, sin embargo, no supone en absoluto una mejora, sino que refleja “los exitosos esfuerzos del gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan para acabar con el periodismo independiente y la crítica”.

La organización recuerda que las autoridades turcas han cerrado más de cien medios de comunicación y han presentado cargos de terrorismo contra muchos de sus empleados.

Con al menos 48 periodistas en prisión, uno más que en 2018, China es este año el país con más informadores encarcelados, según el CPJ, que denuncia que las cifras han aumentado de forma continuada bajo el gobierno de Xi Jinping.

La represión contra minorías musulmanas en la provincia de Xinjiang ha llevado al arresto de decenas de periodistas, varios de ellos supuestamente en relación con el trabajo que habían llevado a cabo hace años, según el informe.

Tras China, aparecen en el listado Arabia Saudita y Egipto, ambos con 26 periodistas en prisión.

Según el CPJ, los arrestos y abusos muestran que el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, “continúa su brutal represión” contra la oposición tras el asesinato del columnista Jamal Khashoggi, con el que le han vinculado varios informes de inteligencia.

En Egipto, tras la liberación de varios periodistas a lo largo del año, en los últimos meses se han producido nuevos arrestos en torno a las protestas contra la corrupción en el Ejército de septiembre.

Según el informe, un 98% de los periodistas detenidos en el mundo son profesionales locales que cubren su propio país, mientras cuatro extranjeros están en prisión, tres de ellos en Arabia Saudita.