abc Radio


Estado Islámico reivindica atentado en discoteca de Estambul

  • Lunes 2 de enero de 2017
  • en Mundo

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó hoy la autoría del atentado en el que murieron 39 personas y otras 69 resultaron heridas en la discoteca Reina de Estambul en Año Nuevo.

En un comunicado difundido a través de internet, el EI afirmó que el autor de la matanza, que sigue huido, es un “heroico soldado del califato” autoproclamado por la organización yihadista.

En el texto, cuya veracidad no ha podido ser comprobada, se detalla que el terrorista usó granadas y una ametralladora y causó unas 150 víctimas entre muertos y heridos en el club Reina.

Foto: AP

Foto: AP

EI afirma que esta acción es en “venganza” por los bombardeos contra musulmanes que efectúa Turquía en territorio sirio, por lo que acusó al gobierno de Ankara de ser “servidor de la Cruz”.

“Que el Gobierno apóstata de Turquía sepa que la sangre de los musulmanes que se está derramando por los bombardeos de sus aviones va a convertirse en fuego en su propia casa”, se indica en el texto del grupo yihadista.

Esto es lo que se sabe de la matanza de Estambul:

El ataque

A las 01:25 del domingo (22:15 GMT del sábado), una persona armada con un fusil de asalto aparece delante de la discoteca Reina, en el corazón de Estambul, y abre fuego contra la gente que se encontraba ante la entrada, según el gobernador de Estambul, Vasip Sahin.

El individuo entra en la discoteca y dispara a mansalva contra la multitud.

Foto: AP

Foto: AP

Treinta y nueve personas perdieron la vida en el ataque y decenas resultaron heridas.

La agencia Anadolu anunció el lunes que 46 personas aún estaban siendo tratadas en hospitales de Estambul.

El atacante

La matanza fue reivindicada este lunes por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que en un comunicado señaló que el asaltante era “uno de los soldados del califato”.

Las autoridades turcas se han lanzado a la caza del agresor, que “aprovechando la anarquía” generada en la discoteca, pudo huir, según el primer ministro, Binali Yildirim.

Foto: AP

Foto: AP

Binali Yildirim desmintió las informaciones de prensa según las cuales el autor de la matanza estaba disfrazado de Santa Claus y agregó que asaltante había abandonado el arma en el lugar.

Algunos testigos afirmaron que habían oído al asaltante expresarse en árabe, pero las autoridades por el momento no confirmaron la versión.

El diario Hürriyet por su parte informó de que las autoridades creen que el autor de la masacre podría ser originario de un país de Asia central, Kirguistán o Uzbekistán.

El lugar

La discoteca Reina es un emblemático club nocturno de Estambul, situada en Ortaköy, un barrio del distrito de Besiktas, en la orilla europea de la ciudad.

Foto: AP

Foto: AP

Al menos 700 personas estaban en la discoteca para festejar la llegada del nuevo año en el momento del ataque, según la agencia de prensa turca Dogan.

La discoteca Reina es un local selecto, y está situada a unos cientos de metros del espacio en el que tenían lugar las principales celebraciones del Año Nuevo, a orillas del Bósforo.

El contexto

En los últimos meses, Turquía ha sufrido numerosos atentados atribuidos al EI o a la rebelión separatista del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que han golpeado principalmente a Estambul y Ankara.

Tras un año 2016 sangriento, las autoridades turcas habían anunciado un despliegue de 17 mil policías en la metrópolis con motivo de los festejos de Año Nuevo.

Foto: AP

Foto: AP

Miembro de la coalición internacional que combate al grupo EI en Siria e Irak, Turquía inició en agosto una ofensiva en el norte de Siria para repeler a los yihadistas y empujarlos hacia el sur, pero también contra las milicias kurdas sirias.

Rebeldes sirios apoyados por el ejército turco asedian desde hace varias semanas la ciudad de Al Bab, un bastión del EI en el norte de Siria.

En respuesta a estas operaciones militares, el grupo EI ha amenazado en varias ocasiones con atentar contra Turquía, que se ha convertido en uno de los principales objetivos de los yihadistas.

Foto: AP

Foto: AP

/parg