abc Radio


EU no pedirá perdón por separaciones de niños y padres migrantes

  • Viernes 22 de junio de 2018
  • en Mundo

W
ASHINGTON, DC. El presidente Donald Trump, elevó el tono y reafirmó las controvertidas medidas contra familias de inmigrantes en la frontera, a pesar del creciente escándalo por los miles de casos de separación familiar y la dura condena de altos mandos de la ONU.

“Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados. No lo será”, dijo el mandatario, quien llegó a mencionar la crisis migratoria en Europa para justificar sus criticadas medidas internas.

Según el mandatario, entre los inmigrantes que buscan entrar al país hay personas “que pueden ser asesinos y ladrones, y mucho más. Queremos un país seguro, y eso empieza en la frontera. Y así será”.

“Un país sin fronteras, no es un país, tenemos que cuidar a nuestra gente. Vean la muerte y destrucción que ha sido causada por gente que viene a este país sin pasar por un proceso”, aseguró.

Pero la defensa más dura de esta política vino de parte de la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, quien afirmó que el gobierno no pedirá “disculpas” por la separación de menores, al asegurar que “las acciones ilegales tienen consecuencias”.

“Este gobierno tiene un mensaje sencillo: si cruzas la frontera de manera ilegal, serás procesado”, agregó la funcionaria en un discurso ante la Asociación Nacional de Sheriffs en Nueva Orleans (Luisiana). A la ola de críticas por separar a niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México se unió ayer la Organización de las Naciones Unidas, que a través de su secretario general , António Guterres, y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al-Hussein, llamaron a detener la “inadmisible” política de “tolerancia cero” del gobierno de Trump, pues “castiga a los niños por las acciones de sus padres”

“La idea de que cualquier estado busque disuadir a los padres infligiendo ese tipo de abuso sobre los niños es inadmisible. Llamo a Estados Unidos a poner fin inmediatamente a la práctica de separación forzada de estos niños”, dijo Zeid en su discurso final al Consejo de Derechos Humanos de la ONU antes de que termine su período en el cargo.

En tanto, en una rara crítica al gobierno de Trump, Antonio Guterres dijo que los niños inmigrantes “no deben ser traumatizados siendo separados de sus padres.

Debe preservarse la unidad familiar”. “Por principio, el secretario general cree que los refugiados e inmigrantes deben siempre ser tratados con respeto y dignidad, y de acuerdo a la ley internacional existente”, dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.