abc Radio


Ex jefe de campaña de Trump se entrega al FBI por el rusiagate

  • Lunes 30 de octubre de 2017
  • en Mundo

WASHINGTON.- El ex jefe de campaña del presidente de Estados Unidos Donald Trump,
Paul Manafort, se entregó a las autoridades federales
este lunes, de acuerdo a reportes de medios, en los primeros cargos presentados a partir de la investigación sobre la posible intervención de Rusia en las elecciones presidenciales del 2016.

Manafort se entregó a las autoridades federales, según reportes de
CNN
y el
New York Times
, cada uno de los cuales citó a fuentes cercanas al tema.

A primera hora del día se vio a
Manafort abandonar su casa a las afueras de Washington
y poco después las cámaras captaban su llegada a la sede del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

De acuerdo con
The Wall Street Journal,
Manafort comparecerá hoy ante una corte federal de Washington y entre los cargos que se le imputan está el de fraude fiscal.

Se trata de los primeros cargos derivados de una investigación del abogado especial del Departamento de Justicia
Robert Mueller,
quien fue nombrado para indagar la supuesta intervención de Rusia para alterar las elecciones en favor del ahora presidente republicano Donald Trump.

Trump llama 'caza de brujas' a la investigación de Mueller y señala a Clinton
 

El
New York Times
informó además que un colaborador de Manafort,
Rick Gates
,
también se entregará a las autoridades estadounidenses.

Manafort, de 68 años, fue

parte del equipo de campaña de
Trump
entre junio y agosto de 2016, antes de renunciar por los reportes de que
pudo haber recibido millones de dólares
en pagos ilegales de un partido político de Ucrania vinculado al gobierno ruso.

Mueller ha estado investigando las conexiones financieras y de bienes raíces de Manafort y sus trabajos previos para ese partido político, el Partido de Regiones, que respaldaba al exlíder ucraniano Viktor Yanukovich.

Antecedentes de Paul Manafort

Antes de dirigir la campaña electoral de Trump durante unos meses,
Manafort trabajó para un multimillonario con el fin de beneficiar al Gobierno del presidente ruso
, Vladímir Putin, y también hizo negocios irregulares con prorrusos en Ucrania.

Durante todo el fin de semana, Trump ha vuelto a tachar en Twitter de
"caza de brujas"
la investigación de Mueller sobre sus supuestos lazos con Rusia y pidió que se "haga algo" contra las irregularidades que, según él, ha cometido su rival demócrata en las elecciones de 2016, Hillary Clinton.

La investigación de Mueller también
cubre las finanzas y negocios familiares del presidente
y busca determinar si Trump incurrió en obstrucción de la justicia cuando despidió en mayo al entonces director del FBI, James Comey, quien lideraba el caso de la trama rusa.

Desde hace tiempo, pero con especial fuerza esta última semana, Trump ha promovido la idea de que fue Clinton quien incurrió en irregularidades, algunas de ellas relacionadas con Rusia.