abc Radio


Expremier ministro de Líbano se entrevistará con Macron

  • Jueves 16 de noviembre de 2017
  • en Mundo

PARÍS, Francia.- El primer ministro renunciante del Líbano, Saad Hariri, llegará “en los próximos días” a París para entrevistarse con el presidente francés Emmanuel Macron, pero “no se trata de un exilio”, según aclaró el Palacio del Elíseo en un breve comunicado.

Macron formuló su invitación después una conversación telefónica con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman, y con el propio Saad Hariri.

Debido a su condición de antigua potencia protectora del Líbano, Francia se impuso en esta crisis como mediador de facto. París siempre consideró que ese país multiconfesional tiene una importancia estratégica clave para la estabilidad de la región, amenazada por la guerra de Siria y por la rivalidad entre Irán y Arabia Saudita.

El canciller francés Jean-Yves Le Drian viajó a Riad para entrevistarse con Hariri y con autoridades sauditas para tratar de desbloquear la situación. La iniciativa francesa coincidió con las declaraciones del presidente del Líbano, Michel Aoun, quien denunció en varias ocasiones a Arabia Saudita de tener una actitud “hostil” con su país al mantener “detenido” en Riad a Hariri.

Hassan Nasrallah, líder de las milicias chiítas Hezbollah, dio a entender que Hariri no era libre de sus movimientos y que había sido virtualmente secuestrado por Arabia Saudita.

La actitud de Saad Hariri fue interpretada como un nuevo episodio del enfrentamiento que mantienen Arabia Saudita -país de confesión sunita- e Irán(chiíta).

El primer ministro renunciante reafirmó que regresará al Líbano “dentro de muy poco tiempo”.

El 4 de noviembre Harari había sorpresivamente afirmado desde Riad que no regresaría a Beirut por “motivos de seguridad”. En una entrevista para la libanesa Future TV, acusó a Irán y a las milicias del movimiento chiíta Hezbollah de “sembrar la discordia en el mundo árabe”.

Su tono, sin embargo, cambió en los últimos días y en particular después de la invitación francesa.

“Quiero repetir y asegurar que estoy mil (veces) bien y que voy a volver, si Dios quiere, a mi querido Líbano, como podrán comprobar”, aseguró en un mensaje, escrito en tono coloquial, muy parecido al tweet que emitió el martes pasado.

Macron, muy activo en esta crisis desde hace unos 10 días, había vuelto a pedir ayer temprano que Harari pudiera regresar al Líbano para “confirmar” su voluntad de renunciar.