abc Radio


Fillon supera el golpe interno y se consolida como candidato de derecha

  • Martes 7 de marzo de 2017
  • en Mundo

PARÍS, Francia.– El candidato presidencial de la derecha conservadora, François Fillon, obtuvo una contundente victoria al superar el “pustch” (“golpe de Estado”) urdido por una parte del partido conservador Los Republicanos (LR) para reemplazarlo por Alain Juppé. Al término de una jornada tensa, extenuante de declaraciones, tratativas y rumores, el retiro de Juppé y la capitulación de los golpistas despejaron el camino de Fillon para continuar la campaña como candidato legítimo del partido.

La victoria de Fillon, que también constituye un serio revés para el expresidente Nicolas Sarkozy, fue sancionada por el Comité Político del LR. El alto organismo partidario “renovó por unanimidad” su apoyo a Fillon y se comprometió a trabajar “junto a él y su proyecto”, según un comunicado del LR.

La clarificación de la crisis interna comenzó por la mañana, cuando Alain Juppé confirmó que no sería candidato al reemplazo de Fillon.

También puedes leer: Fillon, presionado por conservadores para dejar candidatura en Francia

“Jamás en la Quinta República una elección se presentó en condiciones tan confusas”, denunció el exprimer ministro en una declaración por televisión desde Burdeos, ciudad de la cual es alcalde.

Una parte del partido consideraba a Juppé como único recurso posible para reemplazar al candidato oficial del partido. Fillon había sido designado en las primarias del 20 y 27 de noviembre, en las que derrotó a Juppé por 66.5 por ciento a 33.5 por ciento.

Después de recordar que a principios de año el partido de la derecha conservadora Los Republicanos (LR) tenía prácticamente ganada la elección presidencial del 23 de marzo y 7 de abril, estimó que ahora corría seriamente el riesgo de ser derrotado. “¡Qué desperdicio!”, clamó con gesto de desdén.

Más información: Fillon, al borde del abismo, tras ser llamado por la justicia para inculparlo

Alain Juppé justificó su decisión explicando que tenía no “intenciones de sumergirse en transacciones partidarias ni negociaciones sobre cargos”.

Juppé optó por retirarse al parecer después de la gran demostración de fuerza realizada por Fillon el domingo en la plaza de Trocadero, en París, que reunió entre 30 mil y 40 mil personas. En su actitud también incidió la firme voluntad de Fillon de mantener su candidatura hasta las últimas consecuencias, pues  —según afirmó por televisión el domingo por la noche—  tenía la “legitimidad que le acordaba su victoria en las primarias” y el “apoyo del pueblo” en la concentración de Trocadero.