abc Radio


Gobierno de Ortega lanza fuerte ataque contra comunidad indígena de Nicaragua

  • Martes 17 de julio de 2018
  • en Mundo

Managua, Nicaragua.- El Gobierno de Nicaragua aisló hoy la ciudad de Masaya y lanzó un fuerte ataque contra la comunidad indígena de Monimbó, una de las que mayor resistencia ha opuesto al presidente Daniel Ortega desde el estallido social de abril, que ha cobrado más de 351 vidas.

Integrantes del Movimiento 19 de Abril Masaya denunciaron que miles de integrantes de las "fuerzas combinadas" del Gobierno establecieron un cerco alrededor de Masaya, a 29 kilómetros de Managua, para impedir cualquier tipo de ayuda a la población.

"Oren por nosotros", pidió el líder del Movimiento, Yubrank Suazo, en sus redes sociales.

"Estamos cercados", compartió otro integrante de la organización comunitaria.

Cardenal de Nicaragua llama a habitantes a resguardarse

Mientras el cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, llamó a los habitantes de la ciudad de Masaya a resguardarse en lugares seguros, "ante el acoso armado" de las "fuerzas combinadas" del Gobierno, que atacaron la ciudad después del amanecer.

"Mis buenos Hijos, hombres y mujeres de buena voluntad: Ante el acoso armado que en este momento está sufriendo la ciudad de Masaya, exhorto a la población de esta amada ciudad, a resguardarse en sus hogares o lugares seguros para evitar una muerte más", dijo Brenes en un mensaje emitido por la Arquidiócesis de Managua.

La Iglesia católica ha tenido un papel determinante en la crisis de Nicaragua, ya que el clero ha caminado literalmente entre las balas en más de una ocasión para salvar decenas de vidas en diversas ciudades que han recibido ataques similares, incluyendo Masaya en dos ocasiones.

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega siendo presidente.

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.