abc Radio


Hollande quiere volver a escena… mira al 2022

  • Jueves 23 de agosto de 2018
  • en Mundo

P
ARÍS, Francia. El expresidente francés François Hollande comenzó a testar las posibilidades que tendría su candidatura en la elección de 2022, pero una encuesta del instituto Ifop enfrió sus ilusiones al revelar que sólo 17% del cuerpo electoral desea su regreso a la vida política mientras que otro 60% es hostil.

A título comparativo, esos resultados son sensiblemente inferiores a los que obtenía Nicolas Sarkozy un año después de haber dejado el Palacio del Elíseo en 2013: 40% de los franceses eran partidarios de una nueva candidatura del expresidente conservador, que había gobernado de 2007 a 2012. “Hollande está lejos de representar una verdadera alternativa de reemplazo a Emmanuel Macron, pero conserva una fuerte capacidad de daño”, afirma Jérôme Fourquet, director del departamento Opinión de Ifop.

Desde la publicación de su libro Las lecciones del poder, que salió a la venta hace cuatro meses, Hollande emprendió una intensa campaña de promoción que lo llevó a visitar una veintena de librerías y círculos de lectura en todo el país. El volumen, que realiza un análisis crítico de los cinco años que pasó en el poder, estuvo dos semanas en el primer lugar de la lista de bestsellers

y sigue figurando entre las mejores ventas de la categoría ensayo, según el sitio profesional Edistat. En total, el libro vendió casi 100 mil ejemplares.

Sin decirlo abiertamente, el expresidente aprovechó la campaña de promoción para sondear a sus lectores sobre un eventual regreso a la vida política y, más concretamente, sobre la posibilidad de presentarse como candidato a la elección presidencial de 2022.

Quince meses después de abandonar el poder, Hollande no descartó esa posibilidad, aunque tampoco la confirmó. Las especulaciones se intensificaron a fines de julio, propulsadas por un comentario que formuló su compañera sentimental, la actriz Julie Gayet. "Mucha gente espera su regreso", sostuvo en una entrevista al diario Le Parisien.

También afirmó que numerosas personas se acercan a Hollande para decirle que lamentan que no haya sido candidato en las presidenciales de 2017.

Luego, a fines de mes, en varias ciudades francesas aparecieron unas enigmáticas octavillas con la leyenda Hollande 2022 , impresas al parecer por jóvenes socialistas y otros que resultaron decepcionados con el ultra liberalismo de Macron.

Esos militantes pertenecen a un grupo denominado “Inventemos el mañana”.

El último indicio surgió durante una firma de libros a mediados de agosto, cuando la alcaldesa de Cassis le preguntó a Hollande si habría una continuación.

"Siempre hay una continuación", le respondió el expresidente, que parece dispuesto a mantener las puertas abiertas mientras sea posible.