abc Radio

Incendios en la Amazonia se triplicaron en agosto

  • Tania Aviles
  • Lunes 2 de septiembre de 2019
  • en Mundo

El 76% de los brasileños ve legítimo interés mundial por la selva: encuesta

SAO PAULO. Los focos de incendio en la Amazonía brasileña durante el mes de agosto llegaron a 30 mil 901, un número que prácticamente triplica la cifra correspondiente al mismo mes del año pasado, según divulgó el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE).

De acuerdo con el informe, basado en imágenes captadas a través de satélites, la cantidad es la mayor para el mes desde 2010 y supera en un 196% los 10 mil 421 focos de incendios contabilizados en agosto del año anterior.

A nivel nacional, el octavo mes del año registró 51 mil 936 focos de incendio en todo el territorio brasileño, lo que supone un aumento del 128% en comparación con agosto de 2018.

En el acumulado de los ochos meses del año, el crecimiento nacional fue del 71% frente al mismo período del año anterior, al registrar entre enero y agosto de 2019 un total de 90.501 focos de incendio.

El récord para el mismo período data de 2005, con 149.124 focos de incendio.

Especialistas apuntan a que los incendios en esta época del año son previsibles por causas naturales como la fuerte sequía y las altas temperaturas en la región norte del país, pero que el fuego viene aumentando por la deforestación y la mano incendiaria del hombre.

Para 76% de los brasileños es “legítimo” el interés internacional por la preservación de la Amazonía, pero un 75% considera que la administración corresponde a Brasil, según una encuesta.

Datafolha, una de las más reconocidas encuestadoras del país, realizó el sondeo entre el 29 y 30 de agosto, una semana después de que un aumento de incendios fuese foco de un intercambio de palabras entre el presidente Jair Bolsonaro y su par francés, Emmanuel Macron.

En tanto, Bolsonaro se someterá la próxima semana a su tercera cirugía desde que hace un año fuera apuñalado en el abdomen durante un acto de campaña, aunque los médicos ven un riesgo menor.