abc Radio


Iniciarán en Brasil nuevo juicio contra Rousseff y Temer

  • Jueves 30 de marzo de 2017
  • en Mundo

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil iniciará la
próxima semana el juicio para determinar si la expresidenta Dilma
Rousseff y su entonces vicepresidente, el actual jefe del Estado,
Michel Temer, cometieron irregularidades en la campaña electoral
de 2014.

Si en el proceso se demuesta la comisión de irregularidades el
mandato del actual presidente brasileño puede ser anulado.

El juez instructor del caso, Herman Benjamin, entregó el lunes
pasado la conclusión de su proceso, así como su opinión
jurídica sobre si Rousseff y Temer incumplieron las leyes
electorales y a partir del lunes próximo el máximo tribunal
electoral de Brasil iniciará el juicio.

El sumario está bajo secreto de la Justicia, pero algunas
filtraciones señalan que Benjamin recomendó la anulación del
mandato y la inhabilitación política por ocho años, ante las
sospechas de que se usó dinero ilícito procedente de la
corrupción para pagar gastos de campaña.

El TSE indaga desde octubre de 2015 si se usó dinero ilícito
procedente de la corrupción destapada por la operación Lava Jato
para financiar la campaña presidencial de 2014 de los entonces
aliados políticos Temer y Rousseff, lo que de confirmarse
permitiría a la Justicia nada menos que anular el mandato del
actual jefe de Estado.

La Fiscalía electoral pedirá, según filtraciones, que el
mandato sea anulado, una opinión que si recibe el respaldo de la
mayoría de los siete jueces del TSE significará la destitución
de Temer de la presidencia de la República, aunque el mandatario
aún podría recurrir al Supremo Tribunal Federal (STF), la más
alta instancia judicial del país.

Sin embargo, hay un plazo previsto para emitir un veredicto al
respecto, aunque este nuevo juicio -que se produce apenas un año
después de la turbulencia por el juicio político a Dilma
Rousseff- amenaza con reactivar la crisis política que vive el
gigante sudamericano desde prácticamente inicios de 2015.

En caso de que sea anulado el mandato de Temer, en el poder
desde mayo de 2016, cuando Rousseff fue destituida por impeachment
(juicio político), sería la Cámara de Diputados la que elegirá
de forma colegiada al próximo presidente de Brasil, en elecciones
indirectas transitorias hasta la celebración de comicios a finales
de 2018.