abc Radio


Inmigrantes comían carne podrida en cárcel de Los Angeles

  • Jueves 9 de marzo de 2017
  • en Mundo

Sanitarios con moho, carne podrida, teléfonos sin funcionar es como viven inmigrantes detenidos en la cárcel Theo Lacy localizada ciudad de Orange California, el fundador de Ángeles de la Frontera, Enrique Morones lanzó un reclamo al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) para dar seguimiento a las quejas y que los migrantes sean tratados con dignidad.

La inspección general del Departamento de Seguridad Interna realizó una revisión sorpresiva durante noviembre del año pasado en la cárcel localizada en Orange y encontraron anomalías, entre ellas que a los detenidos les servían comida echada a perder, las regaderas estaban repletas de moho, inmigrantes confinados que cometían alguna violación a las reglas de la prisión se les prohibían las vistas durante un día, además los inmigrantes que no tenían récord criminal estaban en las mismas celdas con personas que registraban delitos graves.

“Es importante que los inmigrantes sean tratados con dignidad, tengan papeles  o no tengan, es lamentable que tengan que pasar condiciones inhumanas”, apuntó el activista.

Lee también: Disminuye arresto de menores migrantes en frontera Sonora-Arizona

La forma ofensiva de tratar a los inmigrantes, ya lo veíamos con Joseph M. Arpaio agente de policía y alguacil del Condado de Maricopa, Arizona.

“Ahora vemos que esas prácticas de Arpaio se están expandiendo  y claro ejemplo es lo que sucede en la cárcel de Orange, la gente debe saber lo que está pasando”, planteó Morones.

El fundador de Angeles de la Frontera, reveló que se ha convertido en una práctica común que en las cárceles de Estados Unidos, no traten con dignidad a los inmigrantes.

No te pierdas: Forzaban a trabajar a ilegales por un dólar diario en Colorado, EU

“Hemos recibido varias quejas, sobre todo relacionadas en centros de detención, uno de los últimos casos fue el de un grupo de hondureños que fueron detenidos en Denver y la situaciones que enfrentaron era similar”, planteó el defensor de derechos humanos de migrantes.

De acuerdo a la presa en Estados Unidos, ICE informó a través de un comunicado que ha resuelto el problema de alimentos, los baños y los teléfonos en la cárcel Theo Lacy, misma que está a cargo del  Departamento del Sheriff del condado de Orange.

El presidente de Angeles de la Frontera, concluyó que seguirán levantando la voz para exigir un trato digno a los inmigrantes en Estados Unidos.