abc Radio


Irán amenaza con reactivar programa nuclear si Trump se mantiene hostil al país

  • Martes 15 de agosto de 2017
  • en Mundo

Cuando aún no terminó de superar el conflicto con Corea del Norte, Estados Unidos corre el riesgo de enfrentar un nuevo desafío por parte de Irán, que ayer amenazó con reactivar su programa nuclear si el presidente Donald Trump impone nuevas sanciones al país.

El régimen de Teherán está dispuesto a romper en “cuestión de horas” el acuerdo nuclear firmado con las grandes potencias si Estados Unidos continúa con su política de “sanciones y coerción”, advirtió el presidente Hasan Rohani.

Si Estados Unidos se obstina en reanudar la práctica de sanciones, “Irán puede volver […] en pocas horas a una situación más avanzada que antes del comienzo de las negociaciones”, dijo durante una sesión del Parlamento Islámico (Majlis) transmitida en directo por televisión.

Firmado en julio de 2015 entre Teherán y “cinco potencias nucleares + uno” (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña más Alemania), ese acuerdo prevé que Irán limita su programa nuclear civil a cambio de un levantamiento progresivo de sanciones. Hace pocos días, sin embargo, Donald Trump —hostil al acuerdo firmado por su predecesor Barack Obama— impuso una serie de restricciones jurídicas y financieras al régimen de los ayatolás sin vínculo con las actividades nucleares.

Puedes leerIrán aprueba millonario presupuesto para expandir su programa de misiles

En contraste con las denuncias de Washington, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) reconoció en sus últimos informes que Irán está cumpliendo con el acuerdo.

Rohani afirmó que, “además de romper constante y repetidamente sus compromisos en el pacto nuclear”, Estados Unidos “ha ignorado (en los últimos meses) otros acuerdos globales y demostrado a sus aliados que no es ni un buen socio ni un negociador fiable”.

En el contexto del acelerado endurecimiento de relaciones que se produjo entre los dos países desde la llegada de Trump al poder, el Parlamento iraní respondió el domingo pasado a las sanciones norteamericanas aprobando un aumento significativo de recursos —de unos 500 millones de dólares— para financiar sus programas balísticos.

La declaración de Rohani, según los expertos, incluye un párrafo inquietante. Su amenaza de que Irán puede volver en pocas horas a una situación “más avanzada que antes del comienzo de las negociaciones”, parece insinuar que el país ha continuado desarrollando en secreto su programa nuclear con fines militares.

El agravamiento de las relaciones con Irán significaría la apertura de un tercer frente de crisis diplomático-militar que se sumaría a las actuales tensiones con Corea del Norte y Venezuela.

Además del discurso de Rohani, Irán lanzó ayer otro mensaje inquietante al anunciar que, en un futuro cercano, proyecta enviar una flota de buques de guerra al océano Atlántico occidental para “afianzar su presencia en aguas internacionales”.

El anuncio, formulado por el comandante de la Armada iraní, almirante Habibolá Sayari, se produjo después de una serie de “encuentros peligrosos” en el golfo Pérsico entre buques y aeronaves militares de Estados Unidos e Irán.

Esa iniciativa también constituye una respuesta a las recientes declaraciones por televisión de funcionarios estadounidenses calificando a la marina iraní como “débil e incapaz de operar a grandes distancias”.

En noviembre del 2016, buques de la 44ª Flota de la Fuerza Naval de la República Islámica bordearon el continente africano y, tras virar el Cabo de Buena Esperanza, navegaron por el Atlántico. En febrero del 2014, buques de guerra iraníes habían llegado hasta la frontera marítima atlántica de Estados Unidos en respuesta a la presencia naval norteamericana en el golfo Pérsico y a la realización de maniobras en esa zona ultra sensible del planeta por donde circula la mayoría de las exportaciones de petróleo de Oriente Medio.

Leer másIdentifican a los cinco autores del doble atentado en Teherán