abc Radio


Jefe republicano del Senado, el nuevo objetivo de Trump por el Obamacare

  • Jueves 10 de agosto de 2017
  • en Mundo

Washington.- El nuevo blanco de Donald Trump es uno de los pilares de su Partido Republicano: Mitch McConnell, jefe de la bancada oficialista en el Senado, es a los ojos del mandatario estadounidense culpable del fracaso en abrogar el Obamacare.

“Pueden creer que Mitch McConnell, que gritó Rechazar & Reemplazar durante 7 años, no logró hacerlo. ¡Debemos Rechazar & Reemplazar el Obamacare!”, lanzó el presidente este jueves en Twitter.

 

 

Luego de meses de negociaciones, los republicanos, que ostentan mayoría en el Congreso, volvieron a fracasar a fines de julio en derogar la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama aprobada en 2010.

La derogación del Obamacare había sido una de las principales promesas de campaña de Trump.

Entérate: Trump despide a Anthony Scaramucci a 10 días de haber tomado el cargo

Durante sus primeros seis meses al frente del gobierno, Trump no obtuvo victoria legislativa alguna, pese a que los republicanos controlan por primera vez desde 2006 las dos cámaras del Congreso y la Casa Blanca. Las divisiones internas del Grand Old Party (GOP) dificultan todo avance.

Pero lo que desató la ira presidencial parecen haber sido unas declaraciones de McConnell, quien criticó desde su feudo de Kentucky la falta de conocimiento de Trump del funcionamiento del Congreso.

“Nuestro nuevo presidente carece, evidentemente, de experiencia en este tipo de procedimientos. Creo que tuvo demasiadas expectativas sobre la rapidez en que las cosas ocurren en el proceso democrático”, dijo.

Lee también: Trump amenaza con cortar subvenciones del Obamacare si no se aprueba su ley

Trump no demoró en responder: “El senador Mitch McConnell dijo que tengo ‘demasiadas expectativas’, pero no lo creo”, tuiteó en la noche del miércoles.

McConnell se mostró además contrario al uso que Trump hace de Twitter. “No soy ni nunca seré un fan de su uso de Twitter y se lo he dicho en privado”, señaló. “Creo que sería bueno que el presidente sea más riguroso en su comunicación”.

 

 

 

/dec