abc Radio


May defiende ante Netanyahu el acuerdo nuclear con Irán

  • Lunes 6 de febrero de 2017
  • en Mundo

La primera ministra británica, Theresa May, defendió hoy el
acuerdo internacional sobre el desarrollo nuclear de Irán durante
una reunión en Londres con su homólogo israelí, Benjamín
Netanyahu, quien abogó por nuevas sanciones contra Teherán.

En el primer encuentro entre ambos mandatarios, la jefa del
Gobierno británico dejó "claro" el apoyo del Reino Unido al texto
que firmaron seis grandes potencias en 2015 para limitar el
programa atómico de Irán, según detalló tras la reunión una
portavoz de Downing Street, el despacho de la primera ministra.

Para May, el pacto firmado por EU, Rusia, China, Francia, el
Reino Unido y Alemania, sirvió para "neutralizar" la posibilidad
de que Irán armara a su Ejército con dispositivos nucleares, a
cambio del levantamiento de las sanciones internacionales que
pesaban contra el país.

Con todo, la primera ministra admitió ante Netanyahu que es
necesario "estar alerta" sobre las actividades de Irán que puedan
"desestabilizar la región", ante la reciente prueba de un misil de
medio alcance por parte de la República Islámica.

Frente a las cámaras que esperaban su llegada a la residencia
de la jefa de Gobierno en Londres, el mandatario israelí declaró
antes del encuentro que Teherán busca "aniquilar" a su país,
quiere "conquistar Oriente Medio" y supone asimismo una amenaza
para Europa y el mundo.

Por ese motivo, argumentó, los países "responsables" deberían
seguir el ejemplo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, e
imponer nuevas sanciones contra Irán, para asegurarse de que
"ninguna agresión queda sin respuesta".

Durante su encuentro en Downing Street, May trasladó asimismo a
Netanyahu su convicción de que la expansión de los asentamientos
israelíes en los territorios palestinos "minan la confianza" en
una solución política al conflicto entre Israel y Palestina.

Una semana después de que el Gobierno israelí aprobara la
construcción de 3.000 nuevas viviendas en colonias en territorios
palestinos de Cisjordania, la mandataria británica reiteró que
esas medidas frenan los esfuerzos para lograr una solución de "dos
Estados".

"Queremos trabajar con Israel como amigos, reconocer su derecho
a liberarse del terrorismo, pero también queremos ser claros
acerca de nuestra preocupación ante su postura" sobre los
asentamientos, afirmó la portavoz de la primera ministra.

Netanyahu sostuvo que los "cambios regionales y globales" que se
están produciendo podrían proporcionar oportunidades para avanzar
hacia el fin del conflicto.

"Compartimos el deseo de alcanzar la paz, ese es nuestro sueño
desde el primer día. Nunca nos daremos por vencidos en nuestro
deseo de paz con todos nuestros vecinos", aseguró el político
israelí.

En la agenda de May ocupaba asimismo un lugar relevante
establecer los primeros contactos para negociar un acuerdo de libre
comercio entre Israel y el Reino Unido una vez que Londres haya
abandonado la Unión Europea, previsiblemente al inicio de
2019.

La líder conservadora ha indicado que el Reino Unido está
dispuesto a abandonar el mercado único europeo y la unión
aduanera, y ha subrayado que quiere hacer de su país al "campeón
del libre comercio" una vez rompa sus lazos con Bruselas.

En ese sentido, May y Netanyahu acordaron establecer un grupo de
trabajo que estudie posibles acuerdos comerciales bilaterales, que
en cualquier caso el Reino Unido deberá firmar una vez esté fuera
de la UE.

Según Downing Street, la cooperación entre ambos países cubre
un "amplio espectro" de ámbitos, entre ellos la innovación y la
tecnología, así como la defensa y la seguridad.

El líder israelí coincidió en que la colaboración con el
Reino Unido contribuirá a la "prosperidad" de ambos países, y
destacó que el trabajo conjunto en ciberseguridad permitirá
mejorar la protección de los ciudadanos.

La primera ministra invitó a Netanyahu a participar en los
actos previstos en noviembre para conmemorar los cien años desde
la firma de la Declaración de Balfour, en la que el entonces
ministro de Exteriores británico, Arthur James Balfour, respaldó
la creación de un Estado judío en Oriente Medio.

/cpg