abc Radio


Miles de cubanos varados tras fin de “pies secos, pies mojados”

  • Viernes 13 de enero de 2017
  • en Mundo

Miami.- Miles de cubanos se quedaron varados en Ecuador, Panamá
y México tras la eliminación de la política de “pies secos,
pies mojados” que les permitía quedarse en Estados Unidos,
afirmó hoy el activista cubano exiliado Ramón Saúl Sánchez.

“Hoy y ayer he hablado con personas que tenían familiares en
México y en Ecuador esperando venir (a Estados Unidos) y me han
preguntado qué deben hacer ahora ellos”, dijo Sánchez en
entrevista con Notimex.

El líder del Movimiento Democracia, un grupo que defiende los
derechos civiles de los cubanos, señaló que ahora los cubanos que
se encontraban camino hacia Estados Unidos tendrán que cambiar de
planes.


Entérate:
 

EU pone fin a la política pies secos/pies mojados para cubanos

El jueves el presidente Barack Obama puso fin a la política de
“pies secos, pies mojados”, que permitía a los cubanos
permanecer legalmente en Estados Unidos y hacerse ciudadanos
estadounidenses, si lograban pisar tierra firme.

Con ello todos los cubanos que estaban esperando llegar a
Estados Unidos “de una forma u otra, ahora tienen que cambiar sus
planes”, expresó Sánchez al ser entrevistado a las afueras del
Café Verailles de la Calle 8 donde las opiniones son encontradas
sobre la eliminación de la medida.

“Simplemente les decimos lo que es la ley ahora, que en este
momento las personas que entren a Estados Unidos van a ser
repatriados, si no pueden probar que son opositores o que tiene
razones de temor por su vida o de ser encarcelado”, apuntó el
activista.

“Yo no exageraría, pero evaluando los diferentes escenarios
que hemos tenido hay personas que están varadas y que han hecho
residencia temporal en otros países como Perú, Nicaragua y
Honduras y son miles”, expuso Sánchez.

También puedes leer: 

Aumenta número de migrantes cubanos en Estados Unidos

El Departamento de Seguridad Territorial (DHS) anunció el
jueves el fin de la política especial de admisión condicional
para los ciudadanos cubanos comúnmente conocida como “pies
secos, pies mojados”.

También el fin de una política para los profesionales médicos
cubanos conocida como el “Programa de Admisión Condicional para
Profesionales Médicos Cubanos”.

La política de “pies secos-pies mojados” fue establecida en
1995 por decreto por el gobierno de William Clinton, tras la crisis
de los balseros de 1994, originada luego que la economía cubana se
desplomó tras la caída del bloque comunista soviético.

Con la eliminación de la medida, los cubanos inmigrantes que
quieran entrar a Estados Unidos de cualquier forma serán tratados
como cualquier otro inmigrante y pasarán por un procedimiento de
expulsión expedito.

El Programa de Admisión Condicional para Reunificación de
Familias Cubanas no se verá afectado por este anuncio y sigue
vigente.

El cambio fue justificado por el gobierno de Obama debido a la
apertura histórica entre Estados Unidos y Cuba iniciada en 2014, y
el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Te puede interesar: 

Así como por el ajuste de las regulaciones para facilitar
mayores viajes, comercio, relaciones entre pueblos y el libre flujo
de información hacia Cuba, desde Cuba y dentro de Cuba.

Bajo la política de “pies secos, pies mojados” los
inmigrantes cubanos que viajaban a Estados Unidos y eran
interceptados en el mar eran devueltos a Cuba o enviados a un
tercer país.

Mientras que aquellos que llegaban a suelo estadounidense eran
considerados “pies secos” y podían solicitar la admisión
condicional y, si se les otorgaba, el estatus de residente
permanente legal bajo la Ley de Ajuste Cubano.

La Ley de Ajuste Cubano de 1966 no será modificada, ya que solo
el Congreso puede hacerlo.

Mediante esta ley cualquier ciudadano cubano puede ajustarse al
estatus de residente legal permanente (es decir, estatus de
“tarjeta verde”), bajo ciertas circunstancias.

Lee: 

En Cuba el 32 % de los trabajadores autónomos son mujeres

Entre ellas si: Fue inspeccionado y admitido, o admitido
condicionalmente en Estados Unidos; ha estado físicamente presente
en Estados Unidos durante al menos un año; y si es de otra manera
admisible.

El abogado de inmigración Willfredo Allen dijo que ahora
cualquier cubano que entre por la frontera para legalizarse deberá
ganar un asilo político creíble.