abc Radio


Muere “Popeye”, el temido exjefe de sicarios de Pablo Escobar

  • Alejandra Trujillo
  • Jueves 6 de febrero de 2020
  • en Mundo

“Popeye” nunca se arrepintió de sus numerosos crímenes, aunque estando en la cárcel se reunió con algunas de sus víctimas o familiares

Bogotá.- El exjefe de sicarios del abatido jefe del Cartel de Medellín Pablo Escobar, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, murió este jueves en un hospital de Bogotá debido a un cáncer de estómago, informó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec).

“Popeye” estaba “hospitalizado desde el pasado 31 de diciembre de 2019, y padecía un cáncer de estómago”, dijo el Inpec en un comunicado en el que precisó que el fallecimiento ocurrió en el Instituto Nacional Cancerológico.

Foto: @tcsnoticias

El asesino padecía la enfermedad en fase terminal y tenía metástasis en los pulmones, hígado y otros órganos.

Velásquez fue capturado el 25 de mayo de 2018, acusado de concierto para delinquir y extorsión.

“Popeye” nunca se arrepintió de sus numerosos crímenes, aunque estando en la cárcel se reunió con algunas de sus víctimas o familiares.

Siempre se jactó de ser el jefe de sicarios de Escobar y en sus antebrazos llevaba tatuada la frase “El general de la mafia”, que le gustaba exhibir.

En varias entrevistas a medios locales aseguró que cuando mataba a una persona “no empezaba a sudar ni a fumar marihuana; lo mataba, me iba para la casa, me bañaba, me ponía a ver televisión y vivía normal porque soy un asesino profesional”.

Antes de volver a prisión, “Popeye” estuvo más de 23 años en la cárcel, y en varias entrevistas manifestó que se había reintegrado en la sociedad.

En los últimos años se había convertido en un fenómeno en Youtube, donde se hizo llamar “Popeye arrepentido”, y ante varios medios de todo el mundo que lo entrevistaron mostraba una supuesta nueva actitud y contaba su historia al lado de Escobar.

El sicario reconoció que asesinó directamente a por lo menos 300 personas y que como jefe de sicarios del cartel de Medellín participó en unos tres mil homicidios en las décadas de 1980 y 1990.

“Popeye” nació en la población de Yarumal, Antioquia, fue uno de los más temibles asesinos del cartel de Medellín y sus acciones delictivas estuvieron ligadas a sucesos que en Colombia causaron gran consternación como el asesinato del excandidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento, el atentado al avión de Avianca que dejó 107 muertos y la bomba al edificio de la policía secreta de Colombia.