abc Radio

Ola de calor por Europa deja dos muertos en España y Francia registra temperaturas récord

  • Alejandra Trujillo
  • Viernes 28 de junio de 2019
  • en Mundo

Gran parte de Europa padece por quinto día consecutivo los estragos de una ola de calor

Dos muertos y un incendio fuera de control en España y récord absoluto de calor en Francia. Gran parte de Europa padecía este viernes, por quinto día consecutivo, los estragos de una ola de calor excepcional por su intensidad y precocidad.

En España, en donde las temperaturas superan los 40 °C, un joven de 17 años que se encontraba trabajando en el campo murió la madrugada del viernes tras sufrir un “golpe de calor”.

El joven estaba segando en una finca en la provincia de Córdoba, Andalucía (sur), cuando “sintió mareos”. Se metió en la piscina para refrescarse, pero al salir del agua comenzó a convulsionar.

Tuvo que ser ingresado el jueves a mediodía en la unidad de cuidados intensivos del hospital Reina Sofía, en la cercana ciudad de Córdoba. Ahí “ha fallecido después de ser sometido a una operación de recuperación cardíaca”, precisó el gobierno andaluz.

Asimismo, la tarde del jueves, un anciano de 93 años se desplomó cuando caminaba por el centro de Valladolid (noroeste). Según indicó a AFP la policía local, falleció de “muerte natural por golpe de calor”.

Seis mil 500 hectáreas quemadas

España vive una ola de calor con temperaturas superiores a los 40 grados, que continuará en la mayor parte del país hasta el sábado, incluyendo zonas del norte -por lo general más frescas- como Navarra, La Rioja, País Vasco y Aragón. Sólo el noroeste (Galicia y Asturias) se mantenía a salvo.

Este viernes se encontraban en alerta por altas temperaturas 34 de las 50 provincias del país.

También se encontraba en alerta la región de Cataluña, donde los bomberos luchan contra un gran incendio que según las autoridades regionales afectaba 6 mil 500 hectáreas.

En un comunicado, los bomberos del gobierno regional catalán indicaron que durante toda la noche estuvieron trabajando 400 efectivos, incluyendo militares, y añadieron que “a partir de las 07H00 (05H00 GMT) se han empezado a incorporar de forma gradual los medios aéreos”.

“Aunque el incendio no está estabilizado en este momento, ya no hay frentes activos potentes”, añadió el comunicado de los bomberos.

Francia bate récord de temperaturas con 45.1 grados

Francia alcanzó su récord absoluto de altas temperaturas con los 45.1 grados centígrados registrados en Villevieille, localidad del sur del país que se encuentra bajo la alerta roja.

Esos 45.1 grados fueron detectados por la agencia meteorológica Méteo France a las 14.59 hora local (12.59 GMT), por lo que no se descarta batir nuevas máximas conforme avance el día.

Poco antes, a las 13.48 hora local (11.48 GMT), se había llegado a otra máxima histórica con los 44.3 grados en Carpentras, también en el sur.

El récord precedente tuvo lugar el 12 de agosto de 2003, fecha en la que en el departamento meridional de Gard se llegó a los 44.1 grados, en el marco de una ola de calor que dejó cerca de 15 mil muertos.

Este nuevo episodio está considerado por las autoridades “excepcional” por su intensidad y por su precocidad para un mes de junio.

Los servicios meteorológicos franceses anunciaron este jueves la activación por primera vez en el país de una alerta roja por calor en cuatro departamentos del sureste, incluido el de Vaucluse, en el que se encuentra Carpentras, en los que podría llegarse a los 45 grados.

La ola de calor llevó este viernes a que 4 mil escuelas hayan debido cerrar o variar su funcionamiento para una acogida de los alumnos “adaptada o de urgencia”, según indicó el primer ministro, Édouard Philippe.

El calor y las altas presiones han provocado igualmente que la contaminación haya alcanzado niveles elevados en muchas ciudades francesas, ante los cuales han entrado en vigor medidas de restricción circulatoria en París, Lyon, Marsella, Estrasburgo, Grenoble y Annecy.

La ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, hizo un llamamiento este viernes para que toda la población, no solo los colectivos más vulnerables, extremen las precauciones, aunque recordó que, respecto a 2003, el país está “extremadamente bien preparado” para afrontar esta canícula.