abc Radio


ONU rechazará decisión de EU sobre Jerusalén

  • Sábado 16 de diciembre de 2017
  • en Mundo

RAMALA, Territorios Palestinos. El movimiento Fatah, del presidente palestino Mahmud Abas, llamó a manifestarse dentro y alrededor de Jerusalén el próximo miércoles contra la visita del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en protesta por la decisión de Estados Unidos de reconocer la Ciudad Santa como capital de Israel.

Al mismo tiempo, miles de palestinos participaron en los funerales de dos de los cuatro palestinos muertos el viernes a manos de soldados israelíes en la Cisjordania ocupada y en la Franja de Gaza, donde continuaron algunas protestas esporádicas ayer contra la polémica decisión sobre Jerusalén del presidente estadounidense, Donald Trump.

Señal de que el enfado palestino no amaina, Fatah, que domina la Autoridad Palestina internacionalmente reconocida y presidida por Abas, llamó a manifestarse el día de la visita de Pence a Jerusalén, tras una breve parada en Egipto.

La Casa Blanca, a pesar del enfado palestino, dice querer aprovechar la visita de Pence para renovar los esfuerzos por relanzar el proceso de paz israelo-palestino, en punto muerto desde 2014, aunque no da detalles de cómo lo hará.

 

TOTALMENTE INACEPTABLE

A Mike Pence lo acompañará Jason Greeblatt, el enviado de Donald Trump para Oriente Próximo, que no volvió a reunirse con los responsables palestinos desde la decisión estadounidense sobre Jerusalén.

Para los palestinos, esta decisión no solo perjudica el resultado de las negociaciones de paz, que deberían centrarse en el estatuto de Jerusalén. Sino que además niega la identidad árabe de Jerusalén Este, ocupada y anexionada por Israel, y mina su aspiración de establecerla un día como capital de su futuro Estado.

Israel proclama todo Jerusalén como su capital “indivisible”.

Avivando un poco más el conflicto, un alto responsable de la Casa Blanca afirmó el viernes que el Muro de las Lamentaciones, situado en Jerusalén Este, debería permanecer en cualquier caso bajo control israelí.

 

NUEVA INTIFADA

Pero aunque no desencadenó la espiral de violencia que se temía, la decisión de Trump y los altercados que la siguieron provocaron la muerte de ocho palestinos, dejaron cientos de heridos y causaron decenas de detenciones desde su anuncio.