abc Radio


Ordenan investigación a director de Lamia, aerolínea donde viajaba el Chapecoense

  • Viernes 2 de diciembre de 2016
  • en Mundo

LA PAZ, Bolivia.- El presidente boliviano Evo Morales ordenó el viernes investigar a un ex piloto suyo y actual director de la aerolínea cuyo avión se accidentó en Colombia y dejó 71 muertos.

El general jubilado Gustavo Vargas es además padre de uno de los funcionarios encargados de otorgar las matrículas a las compañías aéreas en la Dirección General de Aeronáutica Civil. Gustavo Vargas Villegas, hijo del militar, fue suspendido el jueves y se encuentra bajo investigación.

El general Vargas “era mi piloto, ahora recién me informo que era representante de la empresa (LaMia). Tiene que ser investigado y la forma como obtuvo la licencia”, dijo el mandatario en rueda de prensa el viernes.

“Queremos verificar si hubo algún favoritismo para la emisión de la licencia a LaMia”, agregó por su parte el ministro de Obras Públicas Milton Claros.

Lee también: Sobreviviente del Chapecoense podría volver a jugar

Vargas Villegas era hasta la víspera director del Registro Aeronáutico y aprobaba las matrículas de las aerolíneas. Los ejecutivos de la Dirección General de Aeronáutica Civil y la Administración Autónoma de Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea, encargados de autorizar y supervisar los vuelos, han sido suspendidos y están bajo investigación.

“No sabíamos de la existencia de LaMia, no sabía que tenía autorización, no sabía que era una empresa con matrícula boliviana, por eso hemos ordenado una profunda investigación”, dijo Morales.

El mandatario explicó que Vargas fue su piloto cuando llegó al gobierno en 2006.

Entérate: ¡Ronaldinho estaría dispuesto a reforzar al Chapecoense!

LaMia operaba un sólo avión BAE 146 y su negocio eran los vuelos chárter para transportar equipos de fútbol. El lunes se precipitó a tierra en cercanías de Medellín con el equipo y técnicos del modesto club brasileño Chapecoense que viajaba a disputar la final de la Copa Sudamericana. También murieron 22 periodistas y hubo seis sobrevivientes.

La aeronave había partido de Santa Cruz, en Bolivia, y volaba en el límite de su autonomía. “Ninguna de las versiones de prensa tiene certeza del plan de vuelo, nosotros estamos recopilando esa información y la daremos a conocer al final de la investigación”, dijo Claros a la televisora Red Uno.

El viernes eran esperados en Santa Cruz los restos de cinco bolivianos que integraban la tripulación. Dos sobrevivieron.