abc Radio


Policía registra tres propiedades en relación con el atropello en Londres

  • Miércoles 15 de agosto de 2018
  • en Mundo

Londres
.- La Policía británica registra hoy tres propiedades en Inglaterra en relación con la investigación sobre el atropello de ayer ante el Parlamento, en
Londres
, en el que tres personas resultaron heridas, informaron las fuerzas del orden.

Los agentes registran dos domicilios en Birmingham y uno en Nottingham (centro) y continúan con el interrogatorio de un hombre de 29 años, arrestado ayer tras embestir el automóvil que conducía contra las barreras de seguridad del Parlamento británico.

No te pierdas:
Por borracho y asustar a los pasajeros, bajan a Alejandro Fernández de un avión


El hombre ha sido identificado como Salih Khater, británico de origen sudanés, y habría conducido su vehículo -un Ford Fiesta plateado- desde Birmimgham la noche previa al suceso, investigado como incidente terrorista porque el atropello fue intencionado, indicaron hoy los medios locales.

Al parecer, el arrestado pasó noventa minutos conduciendo alrededor del barrio de Westminster, antes de atropellar a varios ciclistas y peatones y empotrar su coche contra las barreras de acero y hormigón montadas alrededor del Parlamento.

La Policía ha indicado que el detenido se niega a cooperar y es interrogado en una comisaría del sur de
Londres
.

Según las fuerzas del orden, no hay ningún otro sospechoso en relación con el ataque y no se halló armamento en el vehículo.

Te recomendamos:
Defendió a su bebé pero no lo logró: esto se sabe del asesinato de una doctora en su hospital


Tras el suceso, ocurrido en la mañana de ayer, la Policía dispuso el cierre temporal de la estación de metro de Westminster y prohibió el acceso del tráfico a la zona alrededor del Parlamento.

Las autoridades dispusieron el año pasado el refuerzo de la seguridad del Parlamento después del atentado perpetrado en marzo de 2017 por un hombre que conducía un vehículo.

En ese ataque, Khalid Masood arrolló a varias personas en el puente de Westminster, próximo al Parlamento, donde mató a cuatro personas, para después bajarse y tratar de entrar en el edifico, donde mató con un cuchillo al agente de Policía Keith Palmer.