abc Radio


Policía sospecha que el atacante del Louvre es un egipcio

  • Viernes 3 de febrero de 2017
  • en Mundo

París, Francia.- La Policía francesa sospecha que el atacante que hirió hoy a un militar junto al museo del Louvre de París es un ciudadano egipcio de 29 años de edad, informaron los medios franceses.

Según el canal “LCI”, las fuerzas de seguridad francesas analizaron el móvil del agresor y creen que Abdallah E-H puede ser el atacante.

Para que se confirme este extremo han de finalizarse los análisis de ADN y de las huellas dactilares halladas en el teléfono.

Francia califica de “terrorista” el ataque contra militar en Louvre

El gobierno de Francia calificó de “terrorista” la agresión de esta mañana contra un militar por parte de un desconocido que gritó “Alá es grande” en el recinto del Museo del Louvre de esta capital, en la que el soldado resultó herido.

“Visiblemente es un ataque de carácter terrorista”, declaró el primer ministro francés Bernard Cazeneuve respecto al ataque ocurrido en torno a las 10:00 hora local (08:00 GMT), en un centro comercial subterráneo del célebre museo en París, el más visitado del mundo, con nueve millones en promedio al año.

El vocero del Ministerio francés del Interior, Pierre-Henry Brandet, señaló que “hay una connotación terrorista por lo que la Fiscalía antiterrorista va a investigar el asunto”.

“No conocemos todavía la identidad, nacionalidad, ni intenciones del agresor”, explicó a la prensa.

Foto: AFP

Foto: AFP

Fuentes oficiales reportaron que el atacante gritó en árabe “Allah Akbar” (Dios es el más grande) al abalanzarse sobre el militar que custodiaba un centro comercial subterráneo del Museo de Louvre y se encontraba acompañado de otros tres soldados.

“Gritó amenazas de carácter terrorista”, confirmó a la prensa una vocera del Ministerio francés del Interior.

“Fue el ataque de una persona con voluntad de agredir que profería gritos terroristas”, dijo por su parte el Prefecto de Policía de París, Michel Cadot.

El ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, quien se encontraba de viaje, canceló su agenda y regresó precipitadamente a la capital francesa para encabezar esta tarde una reunión de crisis.

Por su lado, la Fiscalía antiterrorista francesa abrió una investigación por la agresión con arma blanca a uno de los cuatro militares que patrullaban la zona y que le causó heridas leves en el “cuero cabelludo”.

Evacuan Museo del Louvre tras presunto ataque terrorista

La Policía francesa evacuó hoy el Museo del Louvre y el área próxima al recinto debido al ataque que sufrió un militar que custodiaba una zona comercial vecina al museo.

De acuerdo con fuentes oficiales, el museo, la estación de metro y el entorno del recinto fueron cerrados por un perímetro de seguridad y varios artificieros con perros se desplazaron a la zona para verificar la existencia o no de explosivos.

La Brigada especial de Investigación de la Policía nacional francesa, encargada de investigar atentados, la BRI por sus siglas en francés, se desplazó a la zona.

Los hechos ocurrieron esta mañana a las 10:00 horas locales (08:00 GMT) cuando un individuo intentó penetrar en el recinto comercial del Carrousel del Louvre.

Según el testimonio de la Prefecto de Policía de París, Michel Cadot, un individuo penetró con dos mochilas y armado con “un machete y quizás con más armas” y “amenazó a los militares gritando Alá es grande”.

“El militar disparó al vientre del agresor, que está vivo y está siendo atendido”, precisó a la prensa un vocero de la Prefectura.

De acuerdo con la fuente, el agresor “llevaba dos mochilas pero ya se verificó que no portaba explosivos”.

El militar, que presuntamente realizó cinco disparos, fue agredido “levemente en el cuero cabelludo”, añadió la fuente a la prensa.

Los visitantes del Museo del Louvre fueron controlados a su salida de la pinacoteca.

El ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, se desplazará al recinto del Museo del Louvre.

La Agresión 

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).- Francia vivió ayer otra jornada de dramática tensión terrorista cuando un egipcio de 29 años residente en Dubai, identificado como Abdala Reda al-Hamamy, atacó con un machete a un militar que custodiaba el Museo del Louvre, quien -a pesar de resultar herido- consiguió neutralizar a tiros al agresor.

“No existen dudas sobre la naturaleza terrorista del atentado”, afirmó el presidente François Hollande en declaraciones desde Malta.

Poco antes los investigadores habían encontrado en su cuenta Twitter un último mensaje en el que decía que “No hay paz en la guerra”, tampoco “negociación posible ni compromiso”.

El ataque se produjo a las 9:50 de la mañana al pie de la escalera que conduce desde el Jardín de las Tullerías a la galería comercial del Carrousell du Louvre, ubicada en el subsuelo del museo más célebre del mundo.

Cuatro soldados que montaban guardia fueron sorprendidos por un joven que se precipitó con dos machetes en las manos al grito de ¡Allahu Akbar! (Dios es grande). Uno de los militares, que resultó herido en la cabeza, fue derribado por el desconocido y, desde el suelo, hizo un primer disparo para neutralizarlo. Cuando el agresor volvió a embestir, el soldado disparó otras tres veces para ponerlo fuera de combate. Gravemente herido, fue trasladado a un hospital, donde debió ser operado. A medianoche se encontraba en estado grave, mientras la policía esperaba para poder interrogarlo.

En el momento del ataque, había mil 600 personas en el museo. Gracias a los ejercicios de prevención y a la preparación de los servicios de seguridad, el personal del Louvre ubicó al público en distintas salas del museo en previsión de un ataque masivo. El público permaneció encerradas durante casi dos horas hasta que se levantó el alerta.

Gracias al teléfono celular hallado en poder del terrorista, los investigadores pudieron establecer que vivía en un apartamento ubicado a pocos metros de los Campos Elíseos, donde hallaron un pasaporte y efectos personales.

El agresor, que residía en Dubai, había llegado a París el 26 de enero y tras alojarse en un apartamento de locación por semana, arrendó un automóvil y adquirió dos machetes de 40 centímetros cerca de la Bastilla, precisó el fiscal del Tribunal Antiterrorista de París, François Molins.

Los servicios de inteligencia franceses y europeos no tienen registrado ningún antecedente sobre ese candidato al martirio, según Molins. Esa afirmación creó cierta preocupación en medios especializados: “Si los nuevos kamikazes no tienen antecedentes, ¿cómo evitar que crucen las fronteras europeas?”, reflexionó el islamólogo Mathiew Guidère.

 

Foto: AFP

Foto: AFP

La policía acordonó la zona e impide el paso de vehículos y peatones, según un periodista de la AFP.

“Incidente grave de seguridad pública en curso en París en el barrio del Louvre, prioridad a la intervención de las fuerzas de seguridad y de socorro”, escribió en su cuenta Twitter el ministerio del Interior francés.

Francia se encuentra en estado de alerta máxima tras una ola de atentados yihadistas que dejaron 238 muertos desde el 7 de enero de 2015.

El museo del Louvre es uno de los más frecuentados del mundo aunque el número de visitantes cayó un 20% tras los atentados.

En enero de 2015, los hermanos Said y Cherif Kouachi penetraron en la sede parisina del semanario satírico Charlie Hebdo y ejecutaron a 11 personas, entre ellas varios de sus destacados dibujantes.

Foto: AFP

Foto: AFP

Diez meses más tarde, un comando yihadista que juró lealtad al grupo Estado Islámico atacó bares, restaurantes, una sala de conciertos y el estadio nacional de París la noche del 13 de noviembre de 2015, matando a 130 personas.

En julio pasado, un extremista tunecino arremetió con un camión contra una multitud que asistía a los fuegos artificiales con motivo de la fiesta nacional del 14 de julio en Niza, en la riviera francesa, matando a 86 personas.

/afa