abc Radio


Ponen en cuarentena un crucero en Roma por coronavirus

La firma de cruceros explicó que activó el protocolo para un caso sospechoso relacionado con un huésped de Macao

Unas 7.000 personas, 6.000 de ellas pasajeros, permanecen bloqueadas este jueves a bordo de un crucero, en el puerto italiano de Civitavecchia, cerca de Roma, por casos sospechosos de coronavirus a bordo.

Al término de varias horas los resultados preliminares de los exámenes de laboratorio a la pasajera china que viajaba en el crucero apuntaban a descartar que haya contraído el nuevo coronavirus, según indicó el ministerio de Salud italiano.

Pese a ello los pasajeros no han podido desembarcar hasta que no lleguen los resultados definitivos a pedido del alcalde de la ciudad de Civitavecchia, Ernesto Tedesco.

“Tengo que proteger la salud de mis compatriotas”, dijo.

Especialistas del hospital romano Spallanzani, especializado en enfermedades infecciosas, explicaron que el resultado definitivo llegará tras 48 horas.

La paciente china, de 54 años, con fiebre alta y problemas de respiración, junto con su pareja, quien no presentaba síntomas, se encuentran en una sala aislada de la enfermería del barco.

“Mi hijo y mis dos nietos están a bordo y por horas no sabían lo que pasaba. Nosotros fuimos los que les informamos”, contó Adriano Pavan a la AFP-TV.

“A bordo todo es normal, no hay preocupación. Mi hijo nos dijo que durante dos o tres días la pareja usaba máscaras. En Roma, hay un montón de personas caminando con máscaras “, comentó.

La firma de cruceros explicó que activó el protocolo para un caso sospechoso relacionado con un huésped de Macao.

El barco, de propiedad una de las mayores compañías de cruceros del mundo, provenía de Palma de Mallorca y tenía programado una semana de viaje en el Mediterráneo occidental.

La pareja voló a Milán desde Hong Kong el 25 de enero, antes de subir al crucero, según informan medios italianos.

– Riesgo de una pesadilla –

“Por supuesto estamos un poco preocupados. Nadie sube ni baja del barco con excepción de los médicos. Estas vacaciones corren el riesgo de terminar por ser una pesadilla”, comentó uno de los pasajeros.

Los 750 pasajeros chinos que se encuentran a bordo parecen gozar de buena salud, según informan medios locales.

China informó el jueves del peor balance de muertos en un día, 38 fallecidos, por el nuevo coronavirus, mientras aumenta la preocupación a nivel mundial con cada vez más contagios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que instó al “mundo entero a actuar”, se reunirá este jueves para determinar si la epidemia constituye una emergencia sanitaria internacional.

“Hasta ahora, todos los casos (sospechosos) analizados en Italia han dado resultado negativo. El sistema sanitario nacional está listo si hay algún caso de contagio con el nuevo coronavirus”, indicó a la prensa Silvio Brusaferro, presidente del Instituto Superior de Salud.

“La situación a bordo es serena. Todos han sido informados. Se esperan los resultados, explicó el comandante del puerto de Civitavecchia, Vincenzo Leone, quien quería, sin lograrlo, el desembarco de los primeros 1.140 pasajeros.

Por su parte el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, reaccionó desde Bulgaria, donde se encuentra en viaje oficial.

“Si es necesario se tomarán más medidas de cautela”, dijo a la vez que instó a evitar todo alarmismo o pánico.

China ha tomado medidas extraordinarias para detener la propagación del virus, incluida la cuarentena efectiva de más de 50 millones de personas en Wuhan y la provincia circundante de Hubei.

Se cree que el patógeno surgió en un mercado que vendía animales salvajes y se propagó durante la temporada de vacaciones del Año Nuevo chino en la que cientos de millones de chinos viajan dentro del país o al extranjero.