abc Radio


Putin pide a Netanyahu olvidar viejas rencillas con Irán

  • Jueves 9 de marzo de 2017
  • en Mundo

Moscú, Rusia.- El presidente ruso, Vladimir Putin, urgió el jueves al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a dejar atrás viejas rencillas con Irán y centrarse en el estado actual de sus relaciones con Teherán.

En una reunión con Putin en MoscúNetanyahu dijo que Persia había “intentado destruir al pueblo judío y no lo consiguió” hace unos 2.500 años, un acontecimiento conmemorado en la fiesta de Purim, que Israel celebrará el domingo y el lunes.

“Hoy existe un intento [orquestado por] el heredero de Persia, Irán, de destruir el estado de los judíos”, dijo Netanyahu.

“Dicen que esto es claramente posible y lo graban en sus misiles balísticos”, añadió.

Con un tono más conciliador, Putin dijo que los hechos evocados por Netanyahu habían tenido lugar “en el siglo V a.C.“.

“Ahora vivimos en un mundo distinto. Déjenos hablar del ahora”, declaró Putin.

El comentario de Putin se produjo después de que Netanyahu afirmara que, mientras Israel era capaz de defenderse, el país -y el mundo entero- seguían bajo la amenaza del islam radical chiita.

“La amenaza del islam radical chiita nos amenaza a nosotros no menos de lo que lo hace a la región o a la paz en el mundo, y sé que ambos deseamos evitar cualquier tipo de victoria del islam radical, del tipo que sea”, dijo Netanyahu.

Desde la revolución islámica de 1979, Irán ha sido implacable en su oposición a Israel y ha dado su apoyo a ciertos grupos militantes palestinos.

Lee también | ¿Trump y Netanyahu engendraron una nueva guerra en Oriente Medio?

Mahmud Ahmadineyad, presidente de Irán de 2005 a 2013, pidió que Israel fuera “borrado del mapa”, un comentario que causó una protesta a nivel internacional.

Funcionarios iraníes dijeron que Ahmadineyad se refería al Estado y no al pueblo, y destacaron que en la república islámica también vivía una comunidad judía.

Rusia e Irán son aliados y ambos apoyan al régimen sirio en el conflicto que ha dejado 310.000 muertos desde que comenzara en marzo de 2011 a raíz de unas protestas pacíficas contra el presidente sirio, Bashar Al Asad.

Israel ha expresado su temor de que la guerra civil siria acabe resultando en un aumento de poder de Irán en la vecina Siria.

/amg