abc Radio


¿Qué significa para Estados Unidos la reforma fiscal de Trump?

  • Miércoles 20 de diciembre de 2017
  • en Mundo

La reforma fiscal reduce el impuesto a las ganancias corporativas del 35% al ​​21% y baja la tasa del impuesto a la renta, a un costo de 1,5 billones de dólares para las finanzas públicas durante la próxima década.

Los republicanos argumentan que mantendrá el crecimiento por encima del 3%, lo que generaría nuevos ingresos fiscales. Pero análisis independientes estiman que estos nuevos ingresos compensarán parcialmente los 1,5 billones de dólares de déficits adicionales.

La reforma pretendía simplificar también el código tributario para facilitar las declaraciones de impuestos, pero finalmente no se cumplió por cabildeos que lograron mantener desgravaciones fiscales como, por ejemplo, la deducción de intereses de los préstamos inmobiliarios.

Y aunque la reducción de impuestos es permanente para las empresas, solo durará hasta 2025 para los hogares, a falta de un acuerdo a más largo plazo. Así, el aumento del poder de compra de las familias se erosionará progresivamente en la próxima década, hasta desaparecer para la mitad de ellas en 2027, según el Tax Policy Center.

El texto incluye además otra reivindicación de los republicanos: la apertura de tierras protegidas de Alaska a la extracción de petróleo.

Para los demócratas, la ley es "un regalo de Navidad", como dice el gobierno, pero para los más ricos y las empresas.

"La legislación tributaria de los republicanos solo confirma que el partido Republicano es el partido de los ricos y las empresas", dijo Chuck Schumer, líder de la oposición en el Senado.

Con el asunto impositivo casi cerrado, Trump tiene que correr ahora para concluir un gran acuerdo con la mayoría y la oposición sobre el presupuesto. Si el Congreso no vota esa ley antes del viernes a la medianoche, el gobierno federal tendrá que "cerrar", una crisis que arruinaría el fin de año del mandatario.