abc Radio


Reclaman enfermos de sida medicinas y trato más humano en Venezuela

  • Sábado 10 de diciembre de 2016
  • en Mundo

Caracas.- Enfermos que han desarrollado sida
(Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) se quejan de la falta de
medicamentos antirretrovirales en Venezuela, así como del rechazo
del que a menudo son víctimas por parte de la sociedad.

El médico infectólogo y dirigente gremial Cruz
Rafael Marín indicó que al menos tres mil personas infectadas con
el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y que luego desarrollan
sida, mueren cada año en Venezuela.

En diálogo con Notimex, el coordinador general de la
Asociación Civil para la Prevención del Sida (ACPS) aseguró que
en los últimos años las fallas en el suministro de
antirretrovirales a los pacientes contribuyeron a incrementar el
número de decesos.

Marín detalló que existen fallas en la
distribución de los medicamentos Telzir, Reyataz, Prezista,
Kivexa, Truvada, Insentress y Kaletra, los cuales son de vida o
muerte para los pacientes, y de los reactivos que se requieren para
el control y tratamiento de la enfermedad.

“El suministro gratuito de antirretrovirales
corresponde al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS),
pero no se está cumpliendo a cabalidad y muchos usuarios deben
recurrir a donaciones o compras directas para así estar al día en
sus tratamientos”, explicó.

El infectólogo destacó que a la falta de
medicamentos se suma la discriminación y el trato inhumano a los
enfermos, quienes a menudo son rechazados en los medios de
transporte, restaurantes, cines y otros establecimientos cuando
comunican que padecen este mal.

Marín expresó que los infectados se ven ante
grandes obstáculos, leyes duras, desigualdades, estigmatización,
discriminación.

Y denunció que eso actúa como un freno a la hora de
buscar ayuda médica, análisis, formas de prevención o de
tratamiento del VIH.

"Vivir con sida no es fácil, pero es posible, si se
tienen las prevenciones y cuidados necesarios. Además se debe
dejar a un lado la discriminación de los propios pacientes,
quienes optan por aislarse y la depresión empeora su
situación”, sentenció el galeno.

Calificó como preocupante que la tendencia de
mortalidad en Venezuela siga sin reducirse, o al menos se haya
estabilizado, ya que en la actualidad hay muchos medicamentos que
detienen o retardan el progreso de la infección y mejoran la
calidad de vida de los enfermos.

“Se encuentra dentro de las principales 25 causas
de muertes en Venezuela, un país donde mueren anualmente tres mil
personas por este mal”.

/cpg