abc Radio


Renuncian otros dos ministros de partido aliado de Macron en Francia: fuente

  • Miércoles 21 de junio de 2017
  • en Mundo

PARIS, Francia – Apenas 38 días después de asumir el poder, el presidente francés Emmanuel Macron provocó la primera gran sorpresa de su mandato al reemplazar a tres importantes ministros centristas y otro de su propio partido que corrían el riesgo de ser investigados por presunta malversación de dinero público.

La reestructuración del gabinete, que debía tener un mero carácter técnico después de las recientes elecciones legislativas, se transformó en la primera crisis política de su incipiente gobierno con las renuncias de los ministros centristas Sylvie Goulard (Defensa), François Bayrou (Justicia) y Marielle de Sarnez (Asuntos Europeos). Los tres pidieron “no formar parte del nuevo gobierno” para poder defenderse libremente en un caso de presuntos empleos ficticios financiados con fondos del Parlamento Europeo. Marielle de Sarnez disimuló su renuncia explicando que prefería consagrarse a dirigir el grupo parlamentario del partido centrista Modem, liderado por Bayrou, que era su principal aliado político.

El macronista Richard Ferrand, reelegido diputado el domingo pasado, abandonó por su parte la cartera de Cohesión Territorial para asumir la presidencia del grupo parlamentario del partido La República en Marcha (LREM). Ferrand está sospechado de conflicto potencial de interés y nepotismo en favor de su compañera sentimental en la compra de un edificio para una mutual.

De esa forma, Macron desactivó —antes de su estallido— cuatro focos susceptibles de salpicar la moralidad de su gobierno y, al mismo tiempo, aprovechó para alejar del poder al temperamental Bayrou y recortar el poder de sus incómodos aliados centristas.

También puedes leer: Dimite ministra de Defensa en Francia tras presunto abuso de fondos europeos

La inesperada oportunidad creada por esa “moralización” de su gobierno, obligó al primer ministro Edouard Philippe a realizar nombramientos que, in fine, reforzaron la presencia del movimiento macronista LREM. Al mismo tiempo facilitaron el ingreso de personalidades procedentes de otros partidos. Ese movimiento de piezas es coherente con la voluntad de Macron de dividir y debilitar a la oposición.

El ministerio de Justicia que ocupaba el líder centrista Bayrou fue confiado a Nicole Belloubet, de origen socialista, que integraba hasta ahora el Consejo Constitucional, una de las principales instituciones de la República.

Sylvie Goulard fue reemplazada en el ministerio de Defensa por Florence Parly, que fue alta funcionaria en el gabinete del primer ministro socialista Lionel Jospin y posteriormente hizo una brillante carrera en diversas empresas del Estado. Por su parte, Nathalie Loiseau, que dirigía la Escuela Nacional de Administración (ENA), que forma a la élite francesa, fue designada para reemplazar a Marielle de Sarnez como ministra de Asuntos Europeos en la cartera de Relaciones Exteriores que sigue dirigiendo Jean-Yves Le Drian.

Te recomendamos: Macron reafirma mayoría absoluta en legislativas en Francia

Gerard Collomb, otro de los hombres de confianza del presidente, conserva el ministerio de Interior y el conservador de derecha Bruno Le Maire continúa al frente del ministerio de Economía. El emblemático dirigente “verde” Nicolas Hulot, a su vez, fue confirmado como responsable del ministerio de la Transición Ecológica y Solidaria.

El macronista Richard Ferrand fue reemplazado en el ministerio de Cohesión Territorial por Jacques Mézard, que estaba a cargo de Agricultura.

Una de las principales consecuencias de esa reestructuración del gabinete de 30 miembros es que respeta un perfecto equilibrio entre hombres y mujeres.

Desde el punto de vista político, los cambios reducen la presencia del Modem que pasa de tres ministerios a un secretario de Estado.

Los socialistas, por su lado, aumentan su presencia, aunque muchos de ellos habían abandonado hace tiempo el partido o el gobierno de François Hollande para incorporarse al movimiento de Macron.

Entérate: ¿Por qué Macron aspira a ser un presidente jupiteriano?

Otro parámetro importante del nuevo equipo es la llegada masiva de cinco miembros de la joven guardia del partido LREM —todos menores de 40 años— que secundaron a Macron durante la campaña: Sébastien Lecornu (31) y Brune Poirson (37) como secretarios en el ministerio de Ecología, Jean-Baptiste Lemoyne (40), secretario en el ministerio de Europa y Relaciones Exteriores, Julien Denormandie (36), secretario en la cartera de Cohesión Territorial, y Benjamin Griveaux (39), secretario de Economía y Finanzas.

Mirando estratégicamente sus designaciones, se advierte que la función principal de esos cinco Macron’s boys consistirá en “controlar” a sus respectivos ministros, que no forman parte del primer círculo de fieles del presidente.

La estrategia de división y debilitamiento de la oposición emprendida por Macron desde hace meses cosechó ayer nuevos frutos con la fractura del grupo de 137 diputados de centro y derecha elegidos en la elección legislativa. Christian Jacob fue designado presidente del bloque parlamentario de Los Republicanos (LR).

Más información: Destacan tres ministros de Estado y 11 mujeres en Gobierno de Macron

Thierry Solère, por su parte, anunció la formación de un grupo integrado por unos 20 diputados LR y centristas de la Unión de los Demócratas Independientes (UDI) que se denominará Los Republicanos constructivos, UDI e independientes. El nombre alude a su voluntad de “colaborar” desde el Parlamento para que Macron pueda aplicar su programa de reformas.

Esa división entre dos líneas antagónicas prefigura una ruptura más profunda del partido Los Republicanos que, a corto término, podría desembocar en un cisma oficial.

El anuncio del nuevo equipo se hizo en la parte posterior del Palacio del Elíseo exactamente en el mismo momento en que Macron acogía en la entrada principal al presidente colombiano Juan Manuel Santos, que fue recibido con una orquesta de salsa que por la noche animó la Fiesta de la Música en la sede presidencial.