abc Radio


Talibanes rechazan tregua en Afganistán, secuestran a unos 200 pasajeros de autobuses

  • Lunes 20 de agosto de 2018
  • en Mundo

Afganistán.- Los talibanes rechazaron el lunes una oferta de alto el fuego del gobierno afgano y anunciaron que
seguirán con sus ataques,
dijeron dos comandantes, en una jornada en que los insurgentes emboscaron a tres autobuses y
secuestraron a casi 200 pasajeros
que viajaban con motivo de una festividad.

Los dos dirigentes talibanes dijeron que su líder supremo rechazó la oferta de un alto el fuego de tres meses realizada el domingo por el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, y que debía comenzar durante la festividad musulmana del Eid al-Adha.

Atentado contra mezquita deja 30 muertos y 81 heridos en Afganistán

En junio, los talibanes respetaron una tregua gubernamental con ocasión de la festividad del Eid al-Fitr, que generó
imágenes inéditas de soldados y militantes abrazándose
en las líneas del frente, lo que aumentó las esperanzas de unas posibles conversaciones.

Sin embargo, uno de los comandantes insurgentes dijo que el alto el fuego de junio solo sirvió para ayudar a las fuerzas estadounidenses, y el líder talibán, el jeque Haibatullah Akhunzada, rechazó la nueva oferta con la excusa de que sólo serviría a la misión liderada por Estados Unidos.

"Nuestro liderazgo cree que prolongarán su estancia en Afganistán
si anunciamos un alto el fuego ahora", dijo por teléfono un alto comandante talibán que pidió permanecer en el anonimato.

Un funcionario de la oficina de Ghani indicó que la tregua de tres meses declarada por el gobierno es condicional, y que si los talibanes no la respetan, el gobierno mantendrá sus operaciones militares.

El rechazo a la iniciativa de Ghani se produjo en un momento en que funcionarios gubernamentales intentan lograr la liberación de
al menos 170 civiles y 20 integrantes de las fuerzas
de seguridad que fueron secuestrados por los talibanes en tres autobuses en la provincia norteña de Kunduz.

El portavoz talibán Zabihullah Mujahid confirmó por teléfono que "decidimos capturar los autobuses por datos de inteligencia que nos indicaron que estaban viajando a Kabul muchos hombres que trabajan para las fuerzas de seguridad afganas". No obstante, una autoridad regional dijo que los pasajeros viajaban a la capital afgana para pasar la festividad con sus familias.