abc Radio


Terrorismo mundial, epidemia que afecta a los turistas

  • Sábado 25 de marzo de 2017
  • en Mundo

  • En 2015 hubo 14,806 ataques

Nidia Marín, Primera de dos partes

Más letal para el turismo mundial que las epidemias ha
resultado el terrorismo. No hay evento sangriento masivo en algún
país del mundo donde no se registren turistas como víctimas.

En el más reciente, ocurrido en el puente Westminster,
en el corazón político de Londres: la zona del
Parlamento

, hubo muertos y heridos de otros países: tres
franceses, dos rumanos, un chino, un alemán, un irlandés, dos
estadunidenses, cuatro surcoreanos y dos griegos.

Hace más de un año, en la serie de atentados en París, cuyo
saldo fue de 132 muertos y 352 heridos, resultaron víctimas los
nacionales de 23 países, entre los cuales estaban: México, Chile,
Rumania, Alemania, Túnez, Portugal, Bélgica, Suecia, Estados
Unidos, Marruecos, Italia, Gran Bretaña, Argelia, Venezuela,
Serbia, Brasil, Países Bajos, China, Austria, Australia, Irlanda y
Colombia.

Sin embargo, en el mundo los viajeros siguen enfrentando el
reto. De acuerdo a la Organización Mundial de Turismo, la última
encuesta de su Grupo de Expertos muestra una firme confianza en
2017, porque una amplia mayoría de los aproximadamente 300
encuestados, el 63 por ciento dice esperar resultados “mejores”
o “mucho mejores” que en 2016. Y como la puntuación asignada a
2017 es prácticamente la misma obtenida en 2016, se espera que el
crecimiento se mantenga a un ritmo similar.

En relación con América y el Caribe, la explicación de la
Organización Mundial de Turismo es que “se han incrementado en
ocho millones, hasta situarse en los 201, con lo que los buenos
resultados de los últimos dos años se han consolidado. El
crecimiento en América del Sur y Central (en ambas, del seis por
ciento) fue algo mayor, mientras que en el Caribe y América del
Norte se registró un aumento de cuatro por ciento”.

México, a pesar de la severa problemática de inseguridad y
violencia, continúa siendo de los países preferidos por los
visitantes de diversas partes del mundo.

Por ejemplo,
París perdió en 2016 miles de turistas
como resultado de los atentados ocurridos la noche del 13 de
noviembre de 2015

en diversos puntos de la capital
francesa, la Organización Mundial de Turismo estima que las
llegadas de turistas internacionales en todo el mundo registran un
aumento entre tres y cuatro por ciento en 2017.

En Europa se prevé un crecimiento de entre dos y tres por
ciento; tanto en Asia y el Pacífico, así como en África, de
entre cinco y seis por ciento; en América de entre cuatro y cinco
por ciento y en Oriente Medio de entre dos y cinco por ciento,
debido a la mayor inestabilidad de la región.

Pero la OMT considera que los resultados en el continente
europeo han sido bastante desiguales, dado que hay una serie de
destinos que se han visto afectados por cuestiones de seguridad. En
2016, las llegadas internacionales se situaron en los 620 millones,
es decir, 12 millones más (dos por ciento) que en 2015. Europa del
Norte (seis por ciento) y Europa Central (cuatro por ciento)
registraron resultados sólidos, mientras que en Europa Meridional
y Mediterránea las llegadas solo aumentaron uno por ciento y en
Europa Occidental la cifra se ha mantenido.

El asunto es que, de acuerdo a Global Terrorism Database (GTD),
el número de atentados se multiplica.
Mientras en 2011
hubo cinco mil nueve hechos, en 2015 sumaban 14 mil 806. Por
cierto, entre 1970 y 2015 se registraron en el mundo más de 150
mil casos.

Conforme al Índice Global de Terrorismo, en el siglo XXI desde
el año 2000 al 2015 en el orbe se registraron 73 mil ataques
terroristas que han acabado con la vida de 170 mil personas.

inter-londres-ataque9

TRAS LA RUTA DE LA SEGURIDAD

Pareciera mentira, pero el mundo se adapta. Así lo explica el
Consejo Mundial del Viaje y del Turismo (WTTC) al exponer que, a
gran escala, en 2016 el terrorismo ha tenido un impacto escaso en
el sector global de viajes de negocios y de ocio. “Por sexto año
consecutivo, el crecimiento del sector superó el de la economía
global, contribuyendo al PIB mundial con 7.6 billones de dólares
(USD) y con uno de cada diez puestos de trabajo en todo el
mundo”, señala.

Además, “los nuevos datos muestran que en los países en los
que sucedieron los ataques, las exportaciones por visitantes,
entendidas como el dinero que los visitantes extranjeros gastan en
un país, se han visto afectadas. El impacto negativo de los
ataques iniciales se ha agudizado por recomendaciones de viaje
inexactas o prolongadas en el tiempo y la reacción de los
consumidores ha sido buscar lugares que se perciben más seguros
para sus vacaciones”.

Expone lo que pasó luego de los sucesos del año
pasado: Europa sufrió contracciones en el gasto del turismo
entrante: Bélgica (-4.4 por ciento), Francia (-7.3) y Turquía
(-22) tras los ataques de 2016.

Además, en el Norte de África, las exportaciones turísticas
por visitantes descendieron de nuevo en 2016 (-16). En particular,
Egipto está sufriendo el impacto de la actividad terrorista,
seguido por constantes consejos sobre viajes.
El gasto por
visitante entrante sigue contrayéndose en el país, y el PIB del
sector de Viajes y Turismo en dicha nación está ahora 50 por
ciento por debajo de su nivel más alto de 2008.

Los destinos que los viajeros perciben más seguros dentro de
Europa son Bulgaria y Chipre, que crecieron de forma importante en
2016 (12.4 y 17 por ciento, respectivamente) y Portugal y España
muestran un crecimiento sólido (4.6 y 5.2 por ciento). Los
destinos emergentes como Eslovaquia, Polonia y Hungría presentan
también un rendimiento importante (13.2, 8.6 y 6.8 por ciento,
respectivamente).

imp-terrorismo

Fue David Scowsill, presidente y CEO del WTTC, quien afirmó que
el sector de Viajes y Turismo es un sector sólido. La gente no
deja de viajar, a pesar de las amenazas contra la seguridad en el
mundo. “Sin embargo, los destinos deben centrarse en la
seguridad, pues operamos en una “normalidad” nueva en la que
existen constantes amenazas terroristas. El WTTC hace un
llamamiento a los gobiernos para que, a la hora de prepararse para
la crisis, trabajen sobre cuatro cuestiones:

-Integrar a las empresas del sector turístico en un plan
conjunto de seguridad.

-Poner en marcha visados electrónicos para mejorar la
seguridad, usando tecnología y datos biométricos.

-Elaborar planes de respuesta a las crisis, lo que incluye una
respuesta de los medios cohesionada.

-Incrementar el intercambio de inteligencia entre las fronteras,
pues los terroristas no las respetan.

También consideró que los gobiernos deben planear la gestión
de la crisis. Los viajeros toman sus decisiones basándose en su
percepción de la seguridad en el país. “La realidad es que la
probabilidad estadística de verse involucrado en un ataque
terrorista durante un viaje es insignificante. Viajar es explorar
nuevas culturas y hacer negocios globales. El turismo es una fuerza
positiva en el mundo”, concluyó.

LA EPIDEMIA MUNDIAL

Más el miedo existe. Calificado en países europeos como la
epidemia mundial contemporánea, el terrorismo, con sus “lobos
solitarios” y sus “células durmientes” ha causado estragos
en el turismo de Europa, Asia y África, así como en un solo país
del continente Americano: Estados Unidos (también estaba Colombia,
pero la solución a su problemática está en marcha).

Son los yihadistas los principales terroristas de la
actualidad:

El Al Qaeda es uno de éstos. Fue el autor del atentado que
inauguró la época de terror del siglo XXI en el orbe, al llevar a
cabo, durante la presidencia de George W. Bush, el ataque contra
las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, con
un saldo de aproximadamente tres mil muertos y seis mil
heridos.

Después seguiría un rosario interminable de eventos
sangrientos en Indonesia (Bali y Yakarta), Arabia Saudita en 2003,
España en 2004, Londres en 2005 y París en 2015, entre
otros.

Al-Shabaab es otro. Se trata de un grupo surgido hace 10 años,
colaborador del anterior y cuyas operaciones se llevan a cabo
fundamentalmente en Somalia, Kenia y Uganda. Este último país fue
el que causó el ataque durante la Copa Mundial de Futbol en 2010,
que acabó con la vida de cerca de 70 personas. En 2015, en
Garissa, asaltaron una residencia universitaria y masacraron a más
de 147 estudiantes.

ataque-londres-3

Isis, es uno más, distinguido por ser sumamente cruel.
Apareció en 2004 como Al Qaeda y después se cambió el nombre.
Secuestra y decapita, por ejemplo, a periodistas.

Por cierto, los estudios indican que los integrantes del Estado
Islámico creen firmemente en su deber de erradicar y luchar contra
todo obstáculo que impida la restauración del reinado de Dios en
la Tierra o que se presente como una amenaza hacia la comunidad
musulmana (esto incluye tanto a aquellos que profesen religiones
distintas como a musulmanes que consideren no están cumpliendo
bien los preceptos de su religión). Ellos se rigen por la ley
Sharía o “Camino” de Dios, la cual ha sido reinterpretada de
distintas formas para justificar los violentos métodos que
utilizan para alcanzar sus objetivos.

Como ya lo hemos dicho en otras ocasiones, utilizando como
ariete la religión y como proyectil el poder político-económico,
el Estado Islámico ataca vía los denominados “lobos
solitarios”, los jóvenes-bomba, los bonzos que distribuyen
muerte, y las “células durmientes” (personas que no despiertan
sospechas), son un latente peligro dentro de las diversas naciones
(donde se teme “despierten”). El huevo de la serpiente,
incubado por décadas a través de los nobles fines, igualdad,
legalidad y fraternidad, rompe el cascarón. Y los tiroteos y
persecuciones se suceden, con muertos heridos y terror.

DURMIENDO CON LOS ENEMIGOS

De acuerdo con el Modelo de las Naciones Unidas de la
Universidad del Pacífico (UPMUN), “la estrategia de propaganda y
de medios empleados por ISIS (ISIL) le ha permitido reclutar
distintos seguidores alrededor del mundo. En efecto, hoy en día un
significativo porcentaje de sus seguidores no proviene ni de Irak
ni de Siria y se estima que ISIL ha logrado atraer alrededor de 28
mil militantes extranjeros. Así, el sitio web opositor sirio,
Zaman al Wasl, estima que ISIS ha logrado reclutar miembros en más
de 40 países (incluyendo Rusia, Inglaterra, Estados Unidos e
Irán), que 72 por ciento de sus miembros son árabes y que las
principales nacionalidades de sus integrantes incluyen a Arabia
Saudita, Túnez, Marruecos y Egipto. Así, por ejemplo, los dos
principales sospechosos de haber planificado y llevado a cabo los
ataques simultáneos en Paris, el 13 de noviembre del 2015, son un
ciudadano belga y un ciudadano francés”.

Las investigaciones sobre el reciente atentado en Londres
identificaron a Khalid Masood, como el autor. Era un ciudadano
británico nativo de Kent.

Boko Haram, actúa principalmente en Nigeria, Níger,
Chad y Camerún y recientemente se unió al Estado Islámico. Hizo
su aparición pública en 2002, suma más de seis mil asesinatos y
al tiempo que efectuaba ataques terroristas en 2014 secuestraba a
200 niñas de un colegio al noreste de Nigeria.

Otros grupos terroristas en el mundo han ido desapareciendo,
algunos para participar políticamente en procesos
democrático-electorales, como las FARC o bien debilitados como el
IRA, cuyo último ataque fue en 2004. Las Brigadas Rojas, tras un
proceso de disociación se reintegraron a la vida civil y la ETA,
presuntamente en el próximo mes de abril efectuará su desarme
definitivo.

(Continuará)