abc Radio


Tradiciones dificultan contener virus del ébola; podría extenderse a zonas urbanas

  • Jueves 24 de mayo de 2018
  • en Mundo


MBANDAKA, Congo. Tres pacientes infectados con el mortal virus del ébola escaparon de un hospital que los mantenía en cuarentena en la ciudad congoleña de Mbandaka, mientras los profesionales de la salud se esfuerzan para frenar la propagación del mal en el puerto fluvial.

Dos de los pacientes se escaparon el lunes pero fueron encontrados muertos un día después, dijo Henri Gray, jefe de MSF en la ciudad. Otro se escapó el sábado pero fue hallado vivo el mismo día y ahora está bajo observación, agregó.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tarik Jasarevic, dijo que se han redoblado los esfuerzos para rastrear los contactos de los pacientes.

"Es desafortunado pero no inesperado", sostuvo. "Es normal que la gente quiera que los seres queridos estén en casa durante lo que podrían ser sus últimos momentos de vida", añadió.

Los casos representan un revés en los costosos esfuerzos por contener el virus, incluido el uso de vacunas experimentales, y muestra que los intentos para detener su propagación pueden verse obstaculizados por antiguas costumbres o por el escepticismo sobre la amenaza que representa el ébola.

La OMS advirtió que la epidemia, que ya mató a 27 personas en el Congo, está en un "momento decisivo", por la posibilidad de extenderse a zonas urbanas.

Preocupa
especialmente la presencia de la enfermedad en Mbandaka, un centro de comercio muy poblado sobre el río Congo, con conexión con la capital del país.