abc Radio


Trump llega a Helsinki para su cumbre de este lunes con Putin

  • Domingo 15 de julio de 2018
  • en Mundo

EDIMBURGO.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó hoy a Helsinki para mantener este lunes su primera cumbre formal con su homólogo ruso, Vladímir Putin, una cita crucial a la que el mandatario estadounidense acude sin grandes expectativas.

Trump aterrizó en el aeropuerto de la capital finlandesa hacia las 21:00 horas locales procedente del Reino Unido, la penúltima parada de una gira europea que ha estado llena de gestos tensos hacia los aliados tradicionales de Washington.

Trump culpa a Obama por no actuar contra ataque cibernético ruso en 2016

El mandatario, acompañado de su esposa Melania, se dirigió inmediatamente a su hotel.

La de mañana será la
primera cumbre bilateral entre Putin y Trump,
pero no la primera vez que los dos líderes se reúnan, puesto que se conocieron en la cumbre del G20 de julio de 2017 en Alemania y se volvieron a ver de manera informal en noviembre pasado en el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), en Vietnam.

Trump declaró en la rueda de prensa posterior a su

encuentro del viernes con la primera ministra, Theresa May

, que de la reunión con Putin "pueden salir cosas sorprendentes" en un momento en que las relaciones entre ambos países están bastante deterioradas.

El jueves pasado, el primer día de su estancia en el Reino Unido, Trump fue agasajado por May con una cena de gala junto a empresarios.

Al día siguiente, los dirigentes mantuvieron un encuentro de trabajo y una rueda de prensa en que
mostraron mutua voluntad
de llegar a un "ambicioso" acuerdo comercial después del "brexit", tras aparcar sus diferencias sobre las estrategias de negociación con la Unión Europea.

Los Trump fueron recibidos además por la

reina Isabel II en su palacio de Windsor

, donde presenciaron un desfile militar y tomaron el té con la soberana.

Tras ello, la pareja se desplazó a Escocia para disfrutar de un fin de semana privado sin actos oficiales.

La visita de Trump al Reino Unido ha estado plagada de polémica, como mostraron las miles de personas que participaron en las multitudinarias protestas convocadas en Londres y Edimburgo, así como en ciudades más pequeñas, en rechazo a las políticas del jefe de la Casa Blanca.