abc Radio


Usaron microondas para “atacar” a diplomáticos de EU en Cuba y China: NYT

  • Domingo 2 de septiembre de 2018
  • en Mundo

Washington, D.C.- Los
"problemas de salud" que sufrieron diplomáticos estadounidenses en Cuba y China
en los últimos dos años pueden haber sido
causado por microondas
, según informó este domingo el diario The New York Times con base en testimonios de expertos y científicos.

Desde finales de 2016,
25 diplomáticos estadounidenses y sus familiares han sido víctimas de misteriosos "ataques" en Cuba
, que consistían en intensos sonidos agudos, capaces de causar lesiones cerebrales. En China, el menos un funcionario del gobierno de Estados Unidos también sufrió los mismos síntomas.

Los ataques han sido descritos como "acústicos"
, mientras se investiga su causa y sus posibles perpetradores.

Lee también:
Cuba tacha de 'falsos' los ataques acústicos a diplomáticos de EU

Los
síntomas reportados incluyen
mareos, dolores de cabeza, zumbidos, fatiga, problemas cognitivos, visuales y trastornos del oído y del sueño, según el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Un estudio detallado de los incidentes en Cuba, publicado por
la revista médica JAMA en marzo
, solo
menciona una "fuente desconocida de energía"
, pero su autor principal, Douglas Smith, de la Universidad de Pennsylvania, ha afirmado que se contempla que los ataques hayan sido perpetrados con microondas.

En enero,
James Lin, de la Universidad de Illinois, también creyó factible
que los males sufridos por el personal diplomático podrían haber sido causados por microondas.

En un informe de Bio Electro Magnetics, se informó que
los rayos de alta intensidad podrían haberse dirigido "solo al objetivo deseado"
desde un lugar oculto.

Ve ahora:
"Maduro ladrón, paga la pensión"; abuelitos protestan en calles de Venezuela

Se considera que Estados Unidos, Rusia, China y varios países europeos poseen los conocimientos necesarios para
desarrollar un arma de microondas, capaz de debilitar o incluso matar a un objetivo
, según el diario estadounidense.

El arma, fuente del ataque,
podría parecerse a una antena parabólica
, usada a una distancia cercana, o desde cientos de metros,
escondida en un vehículo, embarcación o helicóptero.